Tras el 4.0.1 … ¿Qué será de mi Brujo?

adios-fragmentos-alma-brujos

Sigamos viendo que mejoras (bueno… es de mejoras habría que verlo), novedades (huy, sí, ya ves que novedoso es todo) ¿cambios? (Eso me gusta más!). Pues eso, qué cambios traerá el parche 4.0.1 a los brujos. Y de paso os presento a uno de mis alter ego. ¿Qué os pensabais? ¿Qué podría soltar tanta burrada y estar cuerdo? ¡Venga hombre!

El Brujo sigue teniendo sus especializaciones de dps igual. Aflicción se aprovecha más del daño en el tiempo, Demonología del daño de sus demonios y Destrucción del daño de fuego directo. Entonces… ¿Qué ha cambiado para el brujo? Echemos un vistazo rápido.

Lo primero, antes de entrar en materia, es lo que muchos ya sabréis, que los fragmentos de alma dejan de ser objetos en el inventario para ser una fuente más, como las runas del Caballero de la Muerte. Los hechizos han cambiado para adaptarse a esta nueva situación. Los fragmentos se pueden usar en los siguientes hechizos:

  • Drenar vida (un 50% más rápido)
  • Invocaciones varias (Lanzamiento instantáneo)
  • Circulo demoníaco: Teletransporte (Aumento de velocidad un 50% durante 8s)
  • Fuego de alma (Lanzamiento instantáneo)
  • Dolor abrasador (El siguiente Dolor abrasador es critico y los siguientes en 6s tienen un 50% más de probabilidad de critico)
  • Piedra de alma (Aumenta un 20% la vida máxima durante 6 segundos).

Ahora sí, hagamos un análisis de cada especialización:

Aflicción o te pongo mil pegatinas en un segundo sin que te des cuenta

El cambio principal que tiene esta rama es la inclusión de un nuevo tipo de hechizo, los Aterrar. Maldición de Agonía y Maldición de fatalidad se han convertido en Aterrar, por lo que se puede lanzar, por ejemplo, una Maldición de los elementos y un Aterrar de Agonía en el mismo objetivo. Solo puede haber un hechizo de Aterrar en el mismo objetivo, lógicamente, pero esto puede aumentar mucho el dps en el caso de ser el único brujo y que no haya ningún pollo o caballero de la muerte en el grupo.

El mayor cambio que recibe esta rama son los cambios que reciben todos los personajes, que sus hechizos de daño en el tiempo pueden ser críticos y se benefician enormemente de la celeridad.

Sin embargo, reciben un nuevo hechizo por talentos, que es la transfusión de almas. Esto hace que el objetivo reciba un daño de sombras medio, se le quiten todos los dots y si lanzamos nuevamente Transfusión de almas a un objetivo distinto en menos de 20 segundos, este recibe el mismo daño y se le aplican todos los dots que tenía. T

anto en JcJ como en algunos encuentros JcE (los príncipes de sangre, por ejemplo) es una ventaja asombrosa, además de permitirnos seguir la rotación sin tener que empezar de cero. La Maestría de Aflicción es bastante lógica, aumenta un 13+1.63x% de daño periódico de sombras, siendo x el índice de Maestría.

Como resumen, simplemente indicar que, según mi punto de vista, aflicción no tendrá muchos cambios, y su dps con cambio de objetivo puede ser mantenido, en vez de tener un “bajón” por refrescar las maldiciones y demás pegatinas que tanto les gustan.

Demonologia o ¿De donde ha venido ese peazo bicharraco, madre!?

El gran problema que esta rama siempre ha tenido, es que no ha tenido un hechizo propio, como puede ser la aflicción inestable de Aflicción o Conflagrar de Destrucción. Pues… ¡buenas noticias, amigos! (en serio, como me empiecen a entrar ganas de jugar con el quimicefa o algo así, me asustare mucho), la Mano de Gul’dan viene en vuestra ayuda. Este hechizo tiene un tiempo de reutilización un poco largo, 12 segundos, pero viene bastante bien, ya que por talentos, si el objetivo no se mueve(o los que estén cerca), tus demonios hacen más daño y renueva la duración de Inmolar en el objetivo, lo que nos permite tener tiempo para seguir haciendo dps tranquilamente.

Por otra parte, lo que se comentó que iban a hacer de Llamas infernales el ataque de área del brujo Demonologia es correcto. Ahora por talentos se podrá usar este hechizo en movimiento y causar más daño y a más objetivos (mayor radio de acción). Lo único “malo” es que sigue haciendo daño, pero un daño bastante bajo, que apenas se nota.

También hay una diferencia entre los demonios “normales” y los “especiales” pudiendo tener uno de cada a la vez. Los especiales son el guardia apocalíptico y el infernal, que tienen un tiempo de reutilización compartido de 10 minutos, y una duración determinada (de 45 segundos a poco más de un minuto, según talentos). Estos demonios solo atacaran al objetivo de tus aterrar, ya sea el de agonía o el de fatalidad. Apuntar también que los demonios invocados tienen habilidades nuevas, como quitar debuffs en el diablillo o un ataque derribador en la súcubo.

Como Maestría tenemos un aumento de un 12+1.5x% de daño de los demonios y nuestro propio cuando seamos demonios, lo cual era de esperar, la verdad.

El brujo Demonologia sigue como hasta ahora, un buen buffo para el grupo, un daño que se enfoca más a los demonios (cuando estos mueren, por talentos podemos reinvocarles instantáneamente), y por fin, un hechizo identificador de la rama, que hará que el daño sea más elevado y sostenido, gracias a que no hay que renovar Inmolar.

Destrucción o ¡Pero cuánto daño puedes hacer a la vez en tan poco tiempo!

Esta rama por fin tiene un aumento del daño y de los hechizos a lanzar en función de la vida del objetivo o de los distintos procs que haya. Por ejemplo, la Quemadura de sombras hace bastante más daño que ahora mismo, pero solo se puede usar si el objetivo tiene un 20% de vida o menos, y tiene una reutilización de 15 segundos. Así mismo, el diablillo potenciado, en vez de dar un crítico asegurado, nos permite usar un fuego de alma instantáneo, lo que nos aumenta tanto el daño como la variedad de hechizos a usar en un combate.

También, en esta rama, hay un hechizo nuevo, el Terror del caos, de tipo Aterrar. Este Terror permite que el 15% de todo el daño que hagamos se traslade a este objetivo, lo que aumenta el daño total si hay dos objetivos en un combate medianamente largo, aunque lo veo de mayor utilidad en JcJ, puede ser muy interesante y dar mucha variedad en JcE, aunque todo depende del encuentro (contra los gusanos de la Prueba del Cruzado puede ser de muchísima utilidad, por ejemplo).

Por lo demás no ha cambiado mucho, Conflagrar ya no consume Inmolar por defecto, Incinerar sigue siendo el hechizo a lanzar constantemente (salvo si tenemos el efecto de diablillo mejorado). También hay que tener en cuenta que las descargas de fuego del diablillo y nuestro Fuego de alma dejan un dot suave en el objetivo, totalmente gratis (vamos, por talentos), y como siempre se dice, para un dps, todo el daño es bienvenido.

Su maestría es la típica que se podía esperar, un 10+1.25% más de daño en hechizos de fuego.

La rama destrucción es la que más cambios tiene, ya que hay que variar la rotación en función de la vida del objetivo y de los distintos procs que tengamos, lo cual le da bastante más variedad y la hace, desde mi punto de vista, más atractiva.

Y hasta aquí lo que el brujo se puede encontrar tras el parche 4.0.1. Recordar que esto es solamente un breve resumen de los cambios que hay, para que estéis más o menos avisados. No pretendo hacer una guía de rotaciones ni mucho menos, pero si queréis, podéis escribirla en los comentarios, lo cual ayudará mucho a todo la Comunidad.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *