Cataclysm: Adelanto de la mazmorra Grim Batol

cataclysm_grim_batol_5

Llamados a la acción por el vuelo de dragones rojo en las Tierras Altas Crepusculares, los jugadores deberán poner fin a las temibles maquinaciones que se desarrollan dentro de Grim Batol. Podrás ver más información acerca de esta mazmorra de nivel 85 de World of Warcraft: Cataclysm tras el salto.

Durante una sangrienta guerra civil entre las tres facciones enanas de Forjaz, los Barbabronce expulsaron a los clanes Martillo Salvaje y Hierro Negro de los ancestrales pasillos de la ciudad en la montaña. Como consecuencia de la derrota, los Martillo Salvaje se adentraron hacia el norte y, en las montañas de lo que hoy en día son las Tierras Altas Crepusculares, forjaron un nuevo hogar: Grim Batol. Sin embargo, aunque habían trabajado incansablemente para crearse un mejor futuro para sí mismos, los Hierro Negro, que habían fundado la ciudad de Thaurissan en las Montañas Crestagrana, no podían superar el recuerdo de su derrota. Consumidos por el deseo de venganza y desesperados por controlar toda la región enana de Khaz Modan, los Hierro Negro iniciaron un ataque en dos frentes: contra los Barbabronce en Forjaz y contra los Martillo Salvaje en Grim Batol. Pese a sus antiguas diferencias, estos dos rivales conflictivos unieron fuerzas y expulsaron a los Hierro Negro de Khaz Modan, diezmando los ejércitos del pérfido taumaturgo señor feudal del clan, Thaurissan. Pero la victoria tuvo graves consecuencias. Aunque la esposa de Thaurissan y reina, Modgud, murió durante el ataque en Grim Batol, su muerte contaminó la fortaleza de la montaña. Mientras los Barbabronce reconstruían su gloriosa ciudad de Forjaz, los Martillo Salvaje se sintieron para siempre cambiados por los horrores que habían presenciado en Grim Batol. Abandonaron su hogar maldito y jamás regresaron.

Los profanados pasillos de la ciudad abandonada se convirtieron más tarde en el hogar de muchas tramas oscuras. Grim Batol se convirtió en la prisión de torturas del Dragón Aspecto Rojo, cuando el Alma demoníaca fue encontrada por el clan Faucedraco y utilizada para forzar a los dracos de Alexstrasza para servir a la Horda. Los Faucedraco mantuvieron Grim Batol durante la Segunda Guerra, antes de ser expulsados por Alamuerte, que había planeado robar los huevos de Alexstrasza. Pero, mientras Alamuerte ejecutaba su plan, el Alma demoníaca fue destruida, y los poderes contenidos en ella fueron devueltos a Alexstrasza, Ysera, Nozdormu, y Malygos. Alamuerte escapó apresuradamente a un asalto por los cuatro Dragones Aspecto que habían recuperado su poder, pero no se fue con las manos vacías. En sus garras estaban los huevos de Alexstrasza. Por sus viles transgresiones, los Faucedraco que habían emprendido la huida no recibieron ninguna piedad y la pelea terminó rápidamente. Detrás quedaron miembros del vuelo rojo para vigilar Grim Batol, y durante años protegieron exitosamente sus desolados pasillos de cualquier invasión… hasta la llegada del Martillo Crepuscular, un siniestro culto que adoraba a los maléficos Dioses Antiguos.

El culto, seducido por la sed de Alamuerte por la dominación absoluta de Azeroth, ha reclamado las Tierras Altas Crepusculares como su base de operaciones. El vuelo negro ha expulsado a los agentes del vuelo rojo que protegían Grim Batol para que así pueda ser utilizado como fortaleza para entrenar a los esbirros de Alamuerte. Los pasillos de Grim Batol se adentran tanto en las tierras altas que se desconoce con qué retorcido fin está utilizando el Martillo Crepuscular esta maravilla enana maldita.

Llamados a la acción por el vuelo rojo en las Tierras Altas Crepusculares, los jugadores tendrán que encargarse de poner fin a las pérfidas maquinaciones que se están desarrollando dentro de la mazmorra de nivel 85, para 5 jugadores, de Grim Batol. La ferocidad de los enemigos en su interior no debería ser infravalorada, y con la asistencia de valientes dracos rojos y un montón de explosivos, los jugadores podrán diezmar a los ocupantes de Grim Batol por medio de bombardeos en el interior de los pasillos de la arruinada ciudad. Sin importar el posible éxito de stos ataques, el General Umbris no permitirá que su ejército caiga tan rápido. Al final, los aventureros tendrán que utilizar sus propias herramientas, adentrándose en los recovecos más oscuros de la fortaleza enana, donde un enemigo de pesadilla está tomando forma.

Como comenta Mendiola, el jefe final será el primero de los Magi Ogros, Cho’Gall.

¿Podrás descubrir los secretos de Grim Batol y salir por tu propio pie? ¿O tu destino quedará sellado dentro de esta ciudad torturada, como el de muchos otros valientes héroes que te han precedido?

cataclysm_grim_batol_1cataclysm_grim_batol_2cataclysm_grim_batol_3cataclysm_grim_batol_4cataclysm_grim_batol_5cataclysm_grim_batol_6

Fuente

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *