Decálogo del Druida Tanque – Consejos para Tanquear mejor

banner_decalogo_druida_tanque

Este es un gran artículo, que viene de la mano de Sherif, un Elfo de la Noche Druida Feral de la hermandad de El Reino de los Cielos en el servidor español de Sanguino y tiene las aportaciones de Daiyara.

Hoy os voy a traer un decálogo de cosas importantes que un buen Druida Tanque debe saber a la hora de enfrentarse a un grupo de enemigos (pull). Antes de comenzar, me gustaría advertir que si no tienes el Glifo de Magullar, corras a comprarlo y ponértelo porque es muy importante.

He aquí mis consejos para irnos adaptando a las distintas situaciones que nos encontraremos:

  1. Siempre que en nuestra cuenca tengamos Ira, permaneceremos en oso. Por lo tanto, atraeremos normalmente al enemigo con Fuego Feérico
  2. Si no tienes ira y llamas a un grupo, usa Huracán y transfórmate rápidamene en oso y tendrás 10 puntos de Ira gracias al talento Furor
  3. Cuando son 2, 3 o 4 enemigos, tendremos que hacer rotaciones de Magullar, Lacerar y Destrozar. La mejor manera es empezar con Magullar ya que con el efecto del glifo y dado el coste de ira es lo más óptimo. Las rotaciones se realizan usando el Tabulador, cambiando de enemigo de modo que todos los tengas lacerados y sangrando. Personalmente me gusta mucho el talento Furia Primigenia que nos surte de ira. Este talento te proporciona flagelos constantes para grupos numerosos.
  4. Nuestro ataque de “Provocar” (Bramido) alcanza 30 metros y es una distancia que debemos aprovechar. No obstante, lo han empeorado por lo que sólo tiene sentido cuando hemos perdido la amenaza ya que ya no tiene ningún efecto si el objetivo ya te está pegando. Guárdalo todo lo que puedas y combínalo con Magullar ya que es actualmente la habilidad que más amenaza genera junto a Lacerar.
  5. Usa siempre Rugido Desmoralizador cuando los enemigos ataquen cuerpo a cuerpo.
  6. Grupos grandes. Si quieres obtener una amenaza óptima, una vez inicies el combate con Huracán, usa Flagelo y Magullar. Si quieres obtener aun más amenaza, añádele Rabia a la mezcla con un toque de Destrozar y Enfurecer. Normalmente no es necesario, pero recuerda que Rugido desafiante obliga a los enemigos a que te ataquen durante 6 segundos y eso es mucho tiempo de Flagelaciones a saco paco.
  7. Piel de corteza. Esta habilidad instantánea sin coste de maná, proporciona un 20% de reducción al daño cada minuto además de otros efectos más pvperos. Seguro que alguien importante en Blizzard es Druida. ¡Señores! ¡Deberíamos tener activada esta habilidad siempre que nos estén midiendo el lomo! Ayudaremos mucho a los healers sin manos (que son casi todos)
  8. El Rugido desafiante. Después de lo explicado en el punto número 6, esta habilidad deberías tenerla sobre todo como mecanismo de emergencia y si las cosas se tuercen un poco. Es mejor guardarla y usarla a mitad del combate si ves que estás perdiendo mucha amenaza. Piensa que es tu segunda habilidad de provocar por lo que conviene tenerla siempre libre para que cuando un monstruo se acerque con ojos asesinos a tu Healer puedas usarla si tienes Bramido inactivo.
  9. Situaciones de emergencia. Oyes por el Team Speak/Ventrilo gritos de miedo, chillidos de pavor y alaridos de terror y al tícpico cenizo que dice: “esto es wipe seguro” Algún jugador que no estaba atento, ha llamado la atención de quien no debía y os encontráis en una situación complicada…
    Estos son los momentos en los que un druida se crece. Un Guerrero seguramente se echaría a correr. Un Paladín se pondría la Burbuja y un Caballero de la Muerte comenzaría a arrepentirse de haber dejado de trabajar para Arthas. Pero tú… ¡Tú eres un Druida! Años de entrenamiento con tus hermanos de Cenarión no han caído en saco roto.
    Es el momento de usar tus Abalorios, Piel de corteza, Rugido desafiante, Regeneración frenética y por supuesto Instinto de Supervivencia. A esto le añadimos un poco de Rabia y Enfurecer, momento en que te conviertes en un Semi-jefe impenetrable con muchísima vida y esquiva que, a su vez, atrae a todos los enemigos y que además se cura a sí mismo. En un momento crítico en que muera un Healer, puedes usar ágilmente la Piel de corteza y Trabazón con la naturaleza para levantar al healer.
  10. Ten asignadas a teclas las transformaciones a oso sobre todo, y usa macros para las situaciones de emergencia. Puedes usar Gato/Carrerilla para iniciar algunos encuentros y si necesitas algo de Control de masas no te olvides de que puedes Dormir o usar Raices.
  11. El Azote, sirve para controlar al enemigo que más daño haga contra ti cuando inicias un encuentro con varios monstruos.

Resumiento… Tanquear en Oso significa pulsar muchísimos botones en el teclado/ratón hasta que los deshagas: Flagelo, Magullar y Lacerar serán como el pan de cada día. Con el equipo adecuado y haciendo un dps con críticos adecuado nadie debería ser capaz de quitarte la amenaza. Bueno, a no ser que haya algún Paladín gracioso como mi amigo Melkor que te lance Mano de Salvación a escondidas para fastidiar.

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>