¿Por qué banda empiezo en Cataclysm?

Muchos sois los que estos días habéis preguntado por nuestros canales de comunicación (Minichat, Twitter y hasta formulario de contacto) una duda que muchos tenéis. ¿Por qué banda comienzo? ¿Descenso de Alanegra, Bastión Crepuscular o Trono de los cuatro vientos? Shyla (¡queremos que vuelvas!) nos apunta a un mensaje de Draztal que puede ayudarnos bastante.

   Citando a Draztal

La progresión que siguen la mayoría de bandas ahora mismo parece ser algo así:

  • Halfus Rompevermis, Valiona y Theralion (Bastión del Crepúsculo)
  • Faucemagma y Sistema de defensa Omnitron (Descenso Alanegra)
  • Cónclave del Viento (Trono de los Cuatro Vientos)
  • Chimaeron / Atramedes / Maloriak (Descenso Alanegra)
  • Concilio de los Ascendidos (Bastión del Crepúsculo)
  • Nefarian / Cho’gall / Al’akir (Jefes finales de Descenso, Bastión y Trono respectivamente).

Pero en realidad, dejando a un lado al último jefe de cada mazmorra, probablemente podéis hacer los demás en cualquier orden. En algunos avanzaréis más rápido y en otros menos.

No obstante, no queremos quedarnos aquí y vamos a hacer un análisis un poco más extenso… ¡tras el salto!

Como Líder de banda u organizador, hay muchas preguntas que debes hacerte a la hora de enfrentarte a todos los jefes, especialmente con los niveles de equipo que se tienen tan ajustados.

Argaloth

Draztal parece haberse olvidado de Argaloth que aunque no cuenta con un botín excepcional, siempre podemos conseguir alguna pieza del Tier 11 que sin duda vendrá bien. Este jefe es una gran prueba de DPS y, en caso de no acabar con él antes de que enfurezca, tendremos que volver a las mazmorras heroicas y conseguir algo más de equipo.

Faucemagma y Halfus rompevermis

Estos encuentros son los introductorios. No tengáis miedo de cambiar entre unos y otros al principio (aunque esté tan lejos). No tienen mecánicas extrañas aparte de: “apártate del fuego” por lo que seguro que os familiarizáis rápidamente con el encuentro.

Valiona & Theralion y Sistema de Defensa Omnitron

Estos dos encuentros necesitan mucha más coordinación y comunicación. Especialmente, Omnitron tiene un cierto componente de aleatoriedad para el que el grupo debe estar preparado. Los jugadores deben adaptarse rápidamente a los golems que se activan para poder acabar con ellos.

Cónclave del Viento

Este queda aparte porque es un jefe mucho más técnico, aunque está bastante cerca de Omnitron. Aparte, el botín no está predefinido lo cual puede que no guste demasiado.

Si tenemos todo esto dominado, no tendremos demasiados problemas con el resto de encuentros. No obstante, cabe destacar, que Al’Akir es el encuentro más sencillo de los jefes finales mientras que Nefarian es el más complejo.

¿Cuál es el orden que vosotros seguís? ¿Con qué problemas os habéis encontrado en vuestros grupos?

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *