Guía del Maestro de Hermandad: Parte 8 – Los eventos

Parece una perogrullada, ¿no? Todas las hermandades deben tener eventos. Si no tienes eventos programados significa que no existe organización en tu hermandad y por tanto carece de sentido pertenecer a una hermandad.

guia_maestro_hermandad_eventos

Aunque todas las hermandades tienen eventos, su éxito con la organización y la ejecución varía en gran medida. En esta entrega de la guía vamos a hablar de la organización. Después de todo, una de las razones más importante por la que tus miembros estaban buscando una hermandad es porque querían que otros gestionaran sus eventos por ellos.
Tú, como Maestro de Hermandad, debes dar un buen servicio en ese sentido a través del calendario de eventos.

En las sugerencias siguientes, voy a hablar de algunos consejos de sentido común (que es el menos común de los sentidos) que seguro que te ayuda a mantener a tus miembros conectados y dentro de la hermandad además de felices.

Mantener unos eventos de banda consistentes

Vamos a usar un ejemplo de la vida real del dolor y el sufrimiento que se puede ocasionar si los eventos semanales no son consistentes.
En mi trabajo, se gestionan las incidencias técnicas de el servicio de sanidad de una importante comunidad española. Cada lunes recibimos un correo que nos organiza la semana teniéndonos que dedicar días concretos a partes concretas de la comunidad en función de la urgencia y el número de incidencias. Si este correo se hiciera mal, podríamos provocar un caos sanitario que afecta a la salud de las personas.
Algo menos grave pero similar puede ocurrir en tu hermandad, si no haces bandas los mismos días de cada semana. Tus miembros tendrán una percepción distorsionada de lo que se va a hacer en la hermandad y por tanto disfrutarán menos de los eventos.

Si tu hermandad se dedica a hacer bandas, el calendario debe mostrar claramente que hacer bandas es tu primera prioridad. En mi hermandad se hacen bandas Lunes, Miércoles, Jueves, Sábados y Domingos. Otras hermandades prefieren un intensivo de Lunes a Viernes muchas horas descansando el fin de semana. Recuerda que es tanto o más importante dejar tiempo libre a tus miembros que hacer bandas. He estado en otras hermandades en las que el dogma era, “esperemos que estés aqui todas las noches y haremos algo“.
Ese es un modelo completamente caótico en el que te arriesgas a 1) raidear 6 días a la semana o 2) no raidear nada en toda la semana. Ambas cosas acaban por desesperar.
Respecto a las horas que se usan para las bandas, lo más correcto es hacer una pequeña encuesta sobre qué horas son las mejores. Si por ejemplo hay mucha gente que tiene hijos y ha de acostarlos antes de poder jugar un rato, se deberá ajustar el horario a estas personas. Asegúrate de planear correctamente estas cosas antes de establecer un horario fijo. Todo el mundo debe conocer estos datos para asistir a las bandas (o no) así como para el reclutamiento.

Usa la web de tu hermandad para gestionar los eventos

A pesar de que se ha implementado un calendario dentro de el juego, mi recomendación es usar los foros o webs de la hermandad para gestionar los eventos.
Hay 2 razones.
La primera es que de esta manera, acostumbras (y obligas) a los miembros de tu hermandad a visitar la web de la hermandad al menos una vez a la semana. Una vez que están dentro, es fácil que participen en discusiones o debates y usen el foro para compartir sus ideas. ¡Seguro que quieres una web activa! Tener una web activa es un buen síntoma de que tu hermandad funciona correctamente.
Además, si aprovechas la web, tendrás un histórico más completo de los eventos y de quién asistió.

Haz listas a través del tiempo

Este consejo es algo contradictorio. La mayoría de las hermandades de élite, simplemente esperan que sus miembros acudan a cada banda.
Creo que hay que estar por encima de eso. He visto muchas hermandades cancelar sus eventos durante este período de ulduaritis simplemente porque sus miembros no se conectan. Si planificas las bandas y quién acudirá (rotaciones), los jugadores sabrán con anterioridad cuando pueden “descansar”.
De esta manera además, te evitas los problemas de… ¡esque a mi siempre me toca rotar! ya que tendrás un buen registro de la lista.
Si por otro lado no te gusta hacer listas, te aconsejo que crees hilos en tu foro para los eventos a los que la gente responda SOLO SI no pueden acudir. De esta manera tendrás claro cuándo cancelar un evento.

Permite a los miembros programar eventos divertidos

Como Maestro de Hermandad no deberías cargarte todo a las espaldas. Te sugiero que tú y tus oficiales llevéis al día el avance de la hermandad y las bandas oficiales pero deberías permitir a tus miembros programar mazmorras de 5 personas para conseguir logros, JcJ o algún evento divertido.
Muchos jugadores ponen muchísima ilusión en este tipo de eventos, sobre todo si el maestro de la hermandad muestra su apoyo.

Recuerdo en The Burning Crusade cuando se programó un evento para ir a por Onyxia dejando de lado el avance y la acogida fue brutal. ¡A nadie le importó hacer la larga cadena de misiones!

Nota: Si, el del sombrero rojo soy yo…

Además, es bueno que el Maestro de Hermandad no lo controle todo tanto para los miembros, porque los hace sentirse importantes y especiales en cierto modo, como para el propio maestro que puede deshacerse de la pesada carga de llevar la hermandad.

Reflexiona

Siempre tendrás que hacer ajustes semanales en función de los éxitos y fracasos pero siempre debes tener un plan maestro (y no para dominar el mundo). Comparte tu visión con la hermandad, hazles saber hacia donde diriges el barco.
Es útil proponerse metas a corto plazo. Por ejemplo si Hodir está suponiendo un muro para la hermandad, y teníais pensado llegar hasta General Vezax, es bueno reajustarlo todo y proponerse como meta Hodir ya que la hermandad centrará todos sus esfuerzos en la meta que se les ha propouesto.
¡Cuéntaselo así a tus miembros!
En mi corta experiencia, cuando les muestras a tus miembros lo que piensas sobre el avance y hablas de tus metas y las dificultades demuestra fuerza y confianza hacia tus miembros. Una buena meta sería: Acabaremos con Yogg-Saron antes de que acabe Julio.

Un receso por favor

La gente se quema en las hermandades que hacen bandas. En algún momento alguien, un oficial o incluso tú mismo, sugerirá que la hermandad debería tomarse un descanso de hacer bandas.
He visto parones muchas veces y en muchas ocasiones y al final acaba en miembros saliendo de la hermandad. Para evitar esto, te aconsejo que tengas un sólo evento en temporada de sequía de bandas.
Hay veces que los jugadores necesitan pasar tiempo en la Vida Real(TM) para aprovechar las vacaciones con sus familias pero no significa que la hermandad tenga que quedarse ahí, estancada. Para estos tiempos, es mejor bajar el requisito de Asistencia a las bandas (si esque tenéis) para que la gente pueda irse a gusto sin pensar en las hermandades. Hay veces que esto puede suponer incluso que tengas que reclutar para suplir las bajas.

Conclusiones

La salud de una hermandad, puede juzgarse por la calidad de su organización. He visto hermandades repleta de jugadores que se han ido al garete por una pésima organización o una no-organización. El éxito no sólo se basa en los buenos jugadores, si no en aquellos que son constantes.
Esta estabilidad empieza desde arriba por lo que es tu trabajo como Maestro, asegurarte de que las cosas se están haciendo bien.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *