Empezando a sanar: Iniciación para el Healer

sacerdote-sagrado-hyjal

Los grupos, tanto los de Banda como los normales, tienen tres funciones: Tanque, DPS y Healer/Sanador. En este artículo vamos a tratar la sanación, que es de mis favoritas. El sanador deja de lado a los enemigos para centrarse en que todos los miembros del grupo no mueran. Lo principal para un sanador es no quedarse sin mana, su recurso principal. Mientras que un dañador sin recursos puede quedarse sin hacer daño durante unos segundos sin que esto suponga la aniquilación del grupo, un sanador sin recursos supone la mayoría de las veces en muerte súbita. Se pueden diferenciar en sanadores de banda y sanadores de tanque. Vayamos por partes las estadísticas más importantes de un sanador:

  • Espíritu: Directamente relacionado con la regeneración de mana, tanto en combate como fuera de el (todos los sanadores tienen una habilidad para regenerar mana en combate en relación al espíritu).
  • Intelecto: Muy importante, ya que cuento más intelecto, mejores curas harás y mayor base de mana tendrás.
  • Critico: Estadística bastante importante, ya que una cura critica es el doble de efectiva que una normal (es decir, te puedes ahorrar una cura, con el correspondiente ahorro de mana y tiempo).
  • Celeridad: Estadística importante, pero más delicada. Cuanto más tengamos, más rápido lanzas tus curas, pero más rápido te puedes quedar sin mana. La celeridad no afecta al tiempo de reutilización de las curas, pero sí al tiempo de reutilización global. Es recomendable tener suficiente celeridad para dejarlo en un mínimo de un segundo (menos de esto no es posible tener).

La cantidad a tener de estas estadísticas es variable, por ejemplo, el espíritu es muy importante, pero si no tienes ningún problema con el mana, por feas que se pongan las cosas, no necesitas más, y es mejor dedicarlo a otras estadísticas. Así mismo, si tienes mucho intelecto, pero poco espíritu, curaras bastante bien al principio, pero a medida que se alargue el combate, tendrás serios problemas. La mejor forma de saber cuanta cantidad de cada es ir probando y orientarse a través de las distintas guías.

Pasemos ahora a la diferencia principal entre los sanadores de banda y los sanadores dedicados al tanque. Antes de nada avisar una cosa, aunque seas un sanador de banda, puedes (y debes) ayudar a curar al tanque. Y si eres un sanador de tanque y ves que el mismo no recibe mucho daño, puedes ayudar un poco a la banda. Eso sí, como siempre, vuestro Líder de Banda tiene la última palabra con respecto a esto.

La principal diferencia entre un sanador de banda y uno de tanque es que los de banda tienen los hechizos dedicados a unas curas más pequeñas que para el tanque, pero que afectan a varios a la vez, ya que la banda recibe el daño más bajo, pero a varios a la vez normalmente; mientras que el tanque recibe mucho daño que hay que curar, por lo que las curas para el son más grandes y a ser posible criticas. Por lo tanto, un sanador de banda se enfocara más a la celeridad, mientras que uno de tanque se enfocara más al crítico. Aunque claro, esto depende de la clase y forma de curar, pero por lo general esto es lo recomendable para empezar a curar.

Espero que os haya gustado y que haya servido de ayuda. Y como siempre digo… ¡comentarnos vuestras opiniones! Es la mejor forma de ayudarnos a crecer y mejorar como fansite.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *