Lore: Sindragosa

Mucho antes del Gran Cataclismo, que dividió la faz de Azeroth en los continentes (Kalimdor y Los Reinos del Este) e Islas (Rasganorte y Kezan) que hoy conocemos, a los 5 aspectos de vuelo (negro, rojo, verde, azul y bronce) se les encargó una loable tarea: Vigilar el joven mundo de Azeroth.

sindragosa banner Lore: Sindragosa

Sindragosa por aquel entonces, era la amada Consorte del Aspecto del Vuelo azul Malygos también conocido como el Tejedor de Hechizos, guardían de la magia Arcana.

Ayudado por algunos goblins, Neltharion (también conocido como Alamuerte) creó un poderoso artefacto llamado el Alma del Dragón. Con ardides, convenció a sus hermanos para otorgar poder al disco asegurándoles que con este poder podría detener la invasión de la Cruzada Ardiente.
No obstante, Neltharion traicionó a sus hermanos durante el asalto de la Legión provocando una enorme batalla en los cielos sobre el Pozo de la Eternidad. Malygos y Sindragosa se unieron a sus compañeros del vuelo azul para derrotar a Neltharion, el Protector de la Tierra. Cargaron contra el poderoso dragón negro pero éste aprovechó el poder del Alma del Dragón para defenderse, acabando con casi todos los Dragones Azules.

sindragosa fan art Lore: SindragosaLa explosión lanzó a Sindragosa muy lejos a través del continente dejándola en el gélido extremo septentrional. Ciega y sabiendo que su muerte estaba cerca, Sindragosa se dirigió hacia el Cementerio de Dragones, el lugar hacia el que los dragones viajan instintivamente para morir. Sin poder volar, Sindragosa calló estrepitosamente en las heladas tierras de la región de Corona de Hielo. La dragona azúl reunió lo poco que le quedaba de energía y llamó a Malygos pidiendo su ayuda. Su única respuesta fué el intenso aullido del frío artíco mientras ella gritaba.

Agonizante, Sindragosa se dio cuenta de que su espíritu no encontraría descanso fuera del Cementerio de Dragones. Su vida se iba desvaneciendo y su cordura iba menguando cada vez más. Delirante, los últimos sentimientos de Sindragosa fueron la amargura y el odio: Odio hacia la Legión, odio hacia Neltharion e incluso odio hacia Malygos. Pero sobre todo, odio hacia el mundo de los mortales.

Y en sus últimos momentos… Sindragosa clamó venganza.

Sus deseos pueden verse cumplidos gracias al poderoso Rey Exánime que, en el lugar de su muerte, alzó el espíritu de Sindragosa convirtiéndola en Reina de las Vermis de Escarcha.

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>