Parche 4.2 – Avance del Bastón Legendario, Dragonira

evolucion-baston-legendario

Blizzard ha desvelado la historia y un avance sobre el nuevo bastón legendario que espera a los aventurados lanzadores de hechizos en el Parche 4.2: Dragonira, el reposo de Tarecgosa. Se encuentra en las tierras del fuego, en el hogar de Ragnaros.

La historia se centra, sorprendentemente, en el Vuelo Azul y la elección de su nuevo líder. Los jugadores serán instados por Anachronos, del vuelo bronce, a saber lo que está ocurriendo en El Nexus enrolándose en una épica cadena de misiones para reforjar un bastón que permite al jugador… ¡transformarse en dragón!

Si queréis saber más, podéis leer tras el salto.

Cita de: Daxxari (Fuente)

Desde la muerte del dragón Aspecto Malygos, el Vuelo Azul ha tenido problemas para nombrar un nuevo líder. Ahora sus miembros están divididos entre los sucesores con más posibilidades: Kalecgos, que promulga la reconciliación con las demás razas y Arygos, un sucesor de Malygos que cree que los suyos deberían retirarse del mundo y forjar un nuevo camino. Para acabar con los debates y las discusiones continuas, el Vuelo ha acordado reunirse durante el Abrazo (un acontecimiento celestial extraordinario en el que las dos lunas de Azeroth quedan perfectamente alineadas) con la esperanza de elegir un nuevo Aspecto.

Sin embargo, un descubrimiento reciente del dragón bronce Anachronos no augura nada bueno para esta ceremonia inminente. El dragón intemporal ha detectado que una magia siniestra actúa alrededor del Nexo, la guarida helada del Vuelo Azul en Rasganorte. Además de este descubrimiento, ha tenido una visión terrorífica en la que Azeroth sucumbía a las llamas. Aún no está clara la conexión entre este augurio escalofriante y los dragones azules, pero Anachronos ha pedido a algunas razas de aquellos que los suyos conocen como los “efímeros” que investiguen los detalles. Si no hay un héroe a la altura del desafío que descubra la verdad, la cruda visión de Anachronos sobre la destrucción de Azeroth podría hacerse realidad.

El parche 4.2 presenta una misión épica que desafiará a aquellos que tengan el valor suficiente para completar el legendario bastón Dragonira, el reposo de Tarecgosa. Ese gran bastón duplica la magia destructiva y también otorga a su portador la facultad de transformarse en miembro del Vuelo Azul. Sin embargo, aquellos que completen el bastón no serán los únicos recompensados. Como esta tarea exige la dedicación de toda una hermandad, al completar el bastón todos los miembros de la hermandad recibirán una mascota mansa única.

El legendario bastón Dragonira, el reposo de Tarecgosa. Los jugadores tendrán que embarcarse en una cadena épica de misiones para obtener y mejorar esta potente arma.

Solo aquellos que salgan triunfantes contra el mal que reina dentro del Descenso de Alanegra, El Bastión del Crepúsculo y el Trono de los Cuatro Vientos podrán comenzar esta legendaria misión. Se enviarán emisarios del Vuelo Bronce a las capitales de la Horda y la Alianza, Ventormenta y Orgrimmar, para reclutar a aquellos que estén listos para afrontar el desafío.

Este camino no se debe tomar a la ligera. Os avisamos: el camino que emprenderéis es mortífero; sus primeros pasos son arriesgados y el destino, por ahora, insondable. El viaje llevará a los viajeros a través de los continentes y el tiempo; se encontrarán con seres antiguos, para ser reconocidos como las entidades más poderosas de Azeroth; para navegar por una red política letal y dar forma al futuro.

Aunque el viaje exigirá un progreso por las Tierras de Fuego, en las que las hermandades necesitarán trabajar mano a mano para superar las fuerzas de Ragnaros, habrá ocasiones en que aquellos que busquen el bastón tendrán que pelear en solitario y probar su habilidad, sabiduría y determinación.

El Vuelo Bronce cuenta contigo. El Vuelo Azul podría perderse sin tu orientación. Mejor no hacerles esperar.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *