Las Clases de Môrtifilia: El Pícaro

Continuemos con la historia de las clases, esta semana vamos a hablar de una, caracterizada por su sigilo y sus golpes a traición (a traición para sus enemigos, claro ^^): el pícaro. Esta clase, como todas las demás, ha visto mejorado su rendimiento, ya sea por la utilidad de algunas habilidades, o las distintas modificaciones que han tenido los venenos.

banner_clases_mortifilia_picaro

Vamos a comprobar como ha ido evolucionando.

Tipo

Dps cuerpo a cuerpo, daño físico y de naturaleza (venenos).

Subiendo de nivel

El pícaro, pese a tener una de las peores armaduras del juego (el cuero), y solamente poder luchar cuerpo a cuerpo, no tenía excesivos problemas a la hora de enfrentarse solo a los distintos enemigos, dado que dispone de varios recursos para enfrentarse a ellos y salir con vida. Durante el WoW original y The Burning Crusade, el pícaro necesitaba constantemente el sigilo y utilizar la mayor parte de sus recursos en sobrevivir más que en causar el mayor daño posible; zapar, golpe bajo, patada… son algunas habilidades básicas del pícaro, que le permiten aumentar su supervivencia (recordar, que durante el WoW original, gran parte de los enemigos eran élites). Esta falta de habilidades activas de daño se ve compensada por un gran daño con los venenos y la posibilidad de llevar 2 armas a 1 mano, que aumentan considerablemente el daño mientras se sube de nivel. No obstante, la subida de nivel de un pícaro, era más lenta que la de otros personajes, pues perdía potencia de ataque a favor de una mayor supervivencia, aunque, lógicamente, esto dependía principalmente de los talentos que se usaran para subir.
En Wrath of the Lich King la subida de un pícaro ha sido enormemente favorecida, gracias a la inclusión de talentos que le permite aumentar su rapidez a la hora de matar, sin perder mucha supervivencia, aunque nuevamente, depende de los talentos que se elijan para subir de nivel.

Preparando los venenos

Nuevamente, al igual que nos pasó con los cazadores, nos encontramos con algo que puede parecer sencillo a primera vista, ya que los venenos actualmente sólo hay que comprarlos, acordarte de aplicarlos cada hora antes del encuentro con cada jefe y aplicar los correctos para cada encuentro, pero antes… Vamos a la época del WoW Original, donde los vendedores de venenos, simplemente no existían. En ese momento, los pícaros tenían una profesión extra, aparte de Ganzúa, que es Venenos. Con esta profesión se creaban los venenos, comprando los materiales en los vendedores. La habilidad de venenos subía igual que el resto de profesiones, es decir, creando venenos; pero su habilidad máxima dependía de tu nivel directamente, al igual que las ocurre con la profesión Ganzúa. El coste de estos materiales era bastante elevado (el Tormento de doncella costaba 10 platas la unidad, por ejemplo), y había que adquirir viales para crearlos. Esta forma de adquirir venenos se modificó con la entrada de Wrath of the Lich King, estando como los conocemos actualmente, comprándolos directamente al vendedor.
Otro aspecto de los venenos durante el WoW Original, es que no sólo duraban un tiempo determinado, sino que tenía unas cargas predeterminadas. Por ejemplo, el veneno instantáneo de máximo nivel tenía un máximo de 115 cargas. Esto suponía un problema adicional al pícaro, y es que los combates tenían que durar un tiempo acorde al número de cargas que tenían. Si el combate se alarga más de la cuenta suponía tener que dejar de hacer dps, colocar el veneno en el arma que lo necesitara y volver al ataque; por suerte, esto se cambio con la llegada de Burning Crusade.

Actuando en la Banda

Un pícaro no se ha caracterizado nunca por sus buffos. Durante todo el WoW Original y la Burning Crusade no aportaba nada a una banda, a diferencia del resto de clases; entonces… ¿Por qué llevar a un pícaro de raid? Por su capacidad para mantener a uno o varios enemigos bajo control durante algún tiempo. Ya sea con sus habilidades de control de masas, ganando el agro y esquivando sus ataques, cortando los hechizos que lanza… Todo esto, sin necesidad de depender del maná, ya que la energía se renueva mucho más rápido. También, había raids en las que la presencia de un pícaro era obligatoria, como podía ser la Guarida de Alanegra. En este aspecto, el pícaro ha ganado mucho en esta expansión, ya que según sus talentos, ofrece un buffo u otro (mayor probabilidad de critico, mayor daño infligido…).
También hay que tener en cuenta otra cosa del pícaro, sobre todo durante el WoW Original. Era la única clase dps cuerpo a cuerpo que no tenía opción para acercarse fácilmente a los enemigos, o empezar a atacar antes de llegar, como podían ser los guerreros o los chamanes. Áreas, movimiento de enemigos, cambio de objetivo… todo esto entorpecía a los pícaros, pero se veía enormemente compensado con el daño que podían realizar dejando sangrados y venenos en los enemigos, y controlando a los que se escapaban para que el tanque o el tanque secundario pudiera retomarles.

Cambios parche a parche

  • Parche 1.1.0
    • Los venenos pueden ser resistidos.
    • Ganzúa no sube de nivel automáticamente, sino que hay que practicarla.
    • Se incluye el veneno hiriente.
  • Parche 1.3.0
    • Se añaden cofres cerrados para poder subir la habilidad de Ganzúa.
  • Parche 1.4.0
    • Los puntos de combo no se perderán si se deselecciona al objetivo. “Sólo” se perderán si se selecciona a un objetivo distinto.
  • Parche 1.11.0
    • Detectar trampas se considera una habilidad pasiva.
  • Parche 1.12.0
    • Los componentes para preparar venenos, así como las partículas cegadoras (necesarias para Ceguera) y las partículas explosivas (Necesarias para Desvanecerse) se pueden encontrar en los cofres robados.
  • Parche 2.0.3
    • Veneno Hiriente ahora causa daño y reduce la sanción recibida un 10%. Se acumula hasta 5 veces (anteriormente no hacia daño y reducía la sanción recibida una cantidad fija, acumulándose igualmente hasta 5 veces).
    • Los puntos de combo no se perderán hasta que no los uses o añadas puntos de combo a otro objetivo.
  • Parche 2.1.0
    • Se reduce la cantidad de materiales necesarios para crear los venenos.
    • Los venenos dejan de tener cargas.
    • El uso de Porrazo ya no elimina el sigilo. Se ha modificado Porrazo Mejorado por Jugarreta.
  • Parche 2.2.0
    • Especialización en Espadas: Los ataques extras de este talento no podrán activar otro ataque extra.
  • Parche 2.3.0
    • Los venenos duraran 1 hora en vez de 30 minutos.
    • Ceguera ya no requiere el uso de un componente.
  • Parche 3.0.2
    • Los venenos escalan con el poder de ataque.
    • La regeneración de energía es constante (antes se regeneraba en grupos de 20 en 20 cada 3 segundos).
    • Patada sólo tiene un rango y ya no causa daño.
    • Forzar cerraduras y Desactivar trampas ya no requieren herramientas de ladrón.
    • La habilidad de venenos se ha eliminado. Ahora se pueden comprar directamente al mercader de venenos.
    • Desvanecerse ya no necesita componentes.
  • Parche 3.0.8
    • Abanico de cuchillos ya no tiene tiempo de reutilización. Adicionalmente hará un 150% más de daño si se usan dagas.
    • Amago de rango 8 también reduce el daño recibido por ataques con efecto de área un 50% durante 6 segundos.
  • Parche 3.1.0
    • La aplicación del Veneno instantáneo y el Veneno hiriente se basa en la velocidad del arma, en vez de un porcentaje fijo.
    • Hambre de Sangre ya no se acumula. No remueve sangrados del pícaro. Otorga un 15% más de daño mientras esta activo. Requiere un sangrado, cuesta 15 puntos de energía y dura 60 segundos.
  • Parche 3.2.0
    • Los picaros pueden usar hachas de una mano.
    • Se cambia el talento Especialización en espadas por Cortar y Rebanar, incluyendo las hachas.
  • Parche 3.2.0
    • Maestro envenenador ya no otorga mayor probabilidad para aplicar Veneno Mortal. En lugar de ello, otorga una probabilidad para no eliminar cargas de veneno mortal al usar Envenenar.
  • Parche 3.3.0
    • Al aplicar Veneno Mortal a un objetivo con 5 cargas, actuará el veneno que tenga en la otra arma.
    • Los picaros empiezan con dos dagas de una mano (antes se aprendía a nivel 10).
    • Sólo hay un nivel de Sigilo, que se puede obtener a nivel 1.

¡Vaya! Parece que ha habido bastantes cambios, pero han sido todos muy… sigilosos. Los mayores cambios se han sucedido a los venenos, a la forma de conseguirlos y de aplicarlos.

Si habéis podido leer hasta aquí sin caer desmayados del aburrimiento, es que os ha gustado, así que… salir del sigilo y contarnos, ¿qué os parecen los cambios que ha recibido el pícaro?

Si te ha gustado este artículo:

Las Clases de Môrtifilia: El Cazador.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *