Guardando el equilibrio

Durante esta última semana, he estado observando como numerosos Blogs importantes sobre World of Warcraft (en inglés) han sucumbido a la vida real. Algunos los conoceréis si acostumbráis a leer en inglés, otros ni os sonarán: Resto4Life y BigRedKitty han dejado la blogosfera para dedicarse a temas personales. En concreto, Phaelia de Resto4Life ha dejado el blog por un embarazo aunque Blizzard ha querido hacerle un homenaje poniéndole su nombre a una prenda de armadura ya que sus aportes a la comunidad han sido cuanto menos importantes.

wowvsvidareal

Las “pérdidas” me han echo reflexionar sobre las razones que hay detrás de cada marcha y he echado un vistazo a mi vida personal aunque por suerte o por desgracia tengo una diferencia, a día de hoy claro, que me hace permanecer por ahora en estas lides. No tengo mucha familia por la que preocuparme.

A parte de mi pareja (y mi pequeña) y algunos amigos, no tengo mucho por lo que preocuparme pero algunas veces incluso este reducido núcleo de personas es difícil mantenerlo. Tuve la “suerte” de que mi pareja también jugara a World of Warcraft con lo que en principio me suponía un problema menos. Personalmente, cuando juego, me dedico al JcE, me encanta hacer bandas y mazmorras pero claro, por regla general el único rato que tiene uno a lo largo del día para sí mismo es a medio día un poco y luego por la noche. Esto supone que el único rato que tienes para dedicarte a tus amigos, o haces bandas o quedas con tus amigos pero pocas hermandades hay que a día de hoy lleven esta dinámica de “permisividad“.

Por otro lado, el tema de que tu pareja juegue al mismo juego que tú a la larga se convierte en un problema. No hablo sólo por mí, he conocido varias parejas en el juego y todas, todas, sin excepción, han tenido el mismo problema. Es un error común el creer que jugar al lado de tu pareja es hacer algo con ella, habrá muchas veces que no puedas estar con ella porque quizás le apetezca hacer logros de pesca o cocina que a tí no te harán gracia o tu harás 15 veces Oculus para conseguir un objeto y a ella no le apetecerá. A la larga, se crea un problema de comunicación “externa” (fuera del juego) en la pareja y esto ya te afecta personalmente. Hace ya un tiempo me hice la pregunta clave: ¿merece la pena?

Mi respuesta fue, No. No merece la pena. Al fín y al cabo es un juego, y como todo en esta vida hay que ser moderados. Por otro lado, me desquito un poco con el tema de Guiaswow y desde hace algo de tiempo ya, he reducido de manera considerable mis horas de juego. Personalmente creo que hay que tener moderación en todo esto y que sin duda la vida es más importante que World of Warcraft. Ojo, mi experiencia personal no es una máxima de referencia ni mucho menos ni quiero por ello echar por tierra todo el excelente trabajo que Blizzard está dedicando a este juego que tanto engancha. Me gusta World of Warcraft y me encanta jugar a World of Warcraft pero creo que ya he pasado demasiado tiempo jugando y que ahora debo dedicarle más tiempo a otras cosas. A día de hoy, he encontrado una nueva hermandad en otro servidor con personas similares a mí y tenemos un avance en el cual dedicamos menos horas al juego pero las que tenemos son muy intensas (¡y divertidas!).

No me queda más que decir que desearle a Phaelia y a BigRedKitty mis mejores deseos allá donde se embarquen.

¿Y tú que piensas?

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *