Ulduar, ¿inicio del fín?

El otro día estaba comentando con mis amigos la esperada llegada de Ulduar. Parece que sin duda hemos llegado a un punto de “estancamiento”. No podemos olvidarnos de que el contenido introducido en Wrath of The Lich King fue completamente barrido por Ensidia en tan solo unas horas y ahora mismo la mayoría de las hermandades tienen el contenido de 25 o de 10 limpio.

ulduar-wow

Hay muchas hermandades que están en estos momentos aburridos, y no sólo hablo de las hermandades que limpiaron hace ya tiempo el contenido. Hace ya 5 meses desde que Wrath Of The Lich King salió al mercado y en 5 meses da tiempo para muchas cosas.

Blizzard tenía en sus planes el parche de contenido 3.1 como todos sabéis y del que ya poco queda por decir. Pero sin duda estoy viendo un grave error por parte de Blizzard. Ulduar supone una inyección nueva de contenido, 15 nuevos jefes con muchos modos difíciles, un nuevo jefe en la Cámara de Archavon. Qué más se puede pedir os estaréis preguntando. Pues bien, creo que se puede pedir secretismo. Creo que con el PTR se ha roto mucho el entusiasmo que Ulduar pudiera ocasionar, si bien es cierto que aún no se ha visto el combate con algunos jefes, en concreto Yogg-Saron y Algalon. No obstante, la mayoría de hermandades “pro” han visto el nuevo contenido.

Sabemos cómo son las nuevas armas, cómo se puede matar al Leviatán de Llamas y cuantos mocos tiene Yogg-Saron. No obstante algunos siguen ilusionados y hay muchas hermandades que no han participado en los RPP. Veo muchos jugadores que se engañan a si mismos diciendo “estará guay hacer Sartharion con los 3 dracos”, “estará guay probar los jefes en los RPP”, “estará guay ser los primeros en limpiar Ulduar en el servidor”. El caso es que hacer esto más pronto que tarde te acaba limpiando el juego y dejas de tener algo por lo que jugar a excepción del motivo de conseguir las armas más chulas y últimas del juego. Creo que este tipo de jugadores acabarán abandonando el juego más pronto o más temprano ya que acabarán aburridos a este ritmo. No obstante, según Blizzard, no les importan los jugadores “pro” demasiado ya que suponen una “minoría” en el juego. Quiero analizar un poco esta minoría ya que es la que se encarga realmente de testear los servidores de prueba, de anailzar, comentar y dar feedbacks a Blizzard. No obstante creo que el nuevo contenido no está a la altura de las expectativas de este tipo de jugadores. Máxime cuando está al alcance de cualquiera en estos momentos .

Creo que va a ser interesante el ver cuánto se tarda en limpiar Ulduar. He visto el argumento de Blizzard de que nada va a ser difícil nunca más a excepción de los logros y los modos difíciles que apaciguarán a los jugadores que quieren wipear y wipear hasta descubrir la mejor forma de hacer algo.

wow-ulduar-raid

La pregunta del millón viene con: ¿Qué pasa cuando Ulduar esté limpio? ¿Ahora qué? Si resulta fácil de limpiar, incluyendo los modos difíciles, tengo la firme convicción de que muchos jugadores abandonarán el juego ya que yo no esperaría 5 meses para acabar con todo en unas horas. Aún recuerdo los momentos vividos en Núcleo de Magma o Naxxramas 40, eso sí era difícil y requería una coordinación excelente. No tenemos que irnos tan lejos para ver verdaderos retos en las mazmorras de The Burning Crusade. Por otro lado, si resulta difícil de limpiar y los logros son difícilmente repetibles, quizás se mantenga el equilibrio y se mantenga a los jugadores interesados. No obstante, hay una delgada línea entre el desafío y la frustración. Obviamente Blizzard no tiene las cosas fáciles.

Esto puede provocar un claro desequilibrio en hermandades que a su vez lleve al equilibrio. Me explico. Conozco jugadores que, de no tener un desafío importante en Ulduar, acabarán abandonando el juego. Este tipo de jugadores pertenencen a hermandades serias, que para reemplazar el hueco de estos jugadores se verán obligados a reclutar. Reclutar siendo una hermandad seria en el fin de juego de World of Warcraft es bastante difícil si no tienes buenos jugadores que echen solicitudes por lo que muchas hermandades deberán bajar el listón para dejar entrar otro tipo de aspirantes. Además resulta muy difícil establecer un tiempo de prueba cuando ya muchos miembros de la hermandad tienen un equipo brutal y mucha experiencia a excepción claro de que al nuevo druida que has reclutado le guste quedarse quieto en el fuego (repite conmigo, el fuego quema).

Resumiendo, Blizzard no tiene las cosas fáciles. Tiene jugadores hambrientos de nuevo contenido y que suponga un desafío para ellos. De no ser así, aunque no lo admita, puede perder un filón importante de jugadores. No sólo implica pérdidas de cuentas si no de mucho feedback y jugadores dispuestos a dejarse los cuernos probando el juego. Naxxramas ha sembrado mucha polémica debido a que es realmente sencillo limpiar Naxxramas, un equipo de gente buena con azules y equipo de 70 puede limpiar Naxxramas fácilmente.

¿Supondrá Ulduar el final de una era?

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *