Fallos principales en el Roleo

¡Saludos de nuevo, woweros! Esta vez supongo que no hace falta que me presente. Soy la misma y encantadora elfa de la otra vez, solamente un poco más desnutrida por pasarme unas semanillas en la cárcel por “noséqué” problemas de escándalo público y posesión de substancias psicotrópicas.

¡Pero ya estoy limpia, lo juro!

Sí, sí… segurísimo. Y Elvis sigue vivo en las Bahamas también.

En fin, tras unas semanillas de descanso..

Ahora llaman así al hospital psiquiátrico… ¿sabéis?

…y varias cosas más, también estoy yo de vuelta para seguir hablando sobre el roleo*, o como otros gustan de llamar, Interpretación. Y es que, si me habéis hecho caso y habéis intentado al menos eso del roleo, me tocará echaros la “bronca” porque seguro que habéis tenido algunos fallos básicos con ello.

wow-rol-personajes

Así que, vamos a ello.

*Si, sobre el roleo, no sobre avance de mazmorras, estado del servidor, si se raidea mucho o poco o sobre si la tortilla de patatas fue inventada por Gandhi un día de fiesta.

¿En qué me he equivocado, cómo, o por qué?

Aunque sea un detalle mínimo, seguramente ya diga bastante sobre la propensión de una persona a rolear.

¿A qué me refiero? Al nombre del personaje que hayas elegido.Seamos coherentes con ello. ¿Le pondrías a tu hijo “Conguitomix”, “Pablodk”, o “Vampimonia”? Seguramente (y espero que) no. Y tampoco sirve intentar “suplantar” o copiar el nombre de un personaje que ya está en el propio juego o eso de otra saga: “Arthasxx” “Sylvanäas” y un largo etcetera. Y ahora un mensaje personal para esos tantos elfos. En serio, que tengáis un kal’dorei cazador, no significa que debáis llamarlo OBLIGATORIAMENTE Legolas o derivados. Esos nombres pueden estar “bien” en otro servidor, pero os aseguro que para rolear no demasiado.

No cuesta nada ser un poco original, probad a juntar unas pocas silabas y tendréis algo llamativo que puede serviros como nombre.

Aunque hay otro problema con ello. Esa gente que vino al servidor por diversos motivos que no tenían nada que ver con el rol, y pusieron un nombre que les parecía gracioso; pero pasaron los meses y vieron que existía algo llamado “rol”, y les gustaría probarlo, pero tiene un nombre no demasiado apropiado para ello y se lo reprochan. ¿Significa eso que no va a poder hacer nada con ese personaje?

Por supuesto que no. Existen varias formas de arreglarlo. Una de ellas es rascándose un poco el bolsillo para pagar por el servicio de cambio de nombre. Pero cómo sé que el ser humano es rácano por naturaleza, también os traigo un addon gratuíto (MyRolePlay), que os permitirá cambiarle el nombre, e incluso ponerle apellidos a tu personaje, y el resto de personas con ese mismo addon (practicamente toooooooooodo el servidor rolero) verán ese nombre que le hayas puesto. Este addon ofrece muchas más posibilidades que solamente cambiar un nombre. Puedes poner la altura, el color de ojos, el peso, lugar de nacimiento, e  incluso poner su historia para que el resto de gente la lea.

Si tenéis cualquier duda con ese addon, podréis dejar un comentario tras el post, que contestaré sin ningún problema, pero de momento tengo que irme a otro error que, si eres “novato”, seguramente hayas cometido también.

Y es que… ¿vas tú con un cartel por la calle en el que ponga tu nombre? ¿A que no? ¿Y a que el resto de transeúntes tampoco? ¿Por qué digo esto?

Digo esto porque, recuerda que estás interpretando, así que el resto de personajes que te encuentres por el juego tampoco tienen un cartelito en el que ponga su nombre. Si vas a tomar una birra con tu enano barbudo y tu personaje se encuentra a alguien, no puede saber el nombre de esa otra persona aunque tú desde detrás de la pantalla se lo estés viendo encima de su cabeza. Es un juego entre lo “onrol” y lo “offrol”. Un juego entre lo que tú puedes saber, y lo que tu personaje debe saber en su entorno. Sí, puede sonar un rollo y algo complicado esto de “onrol/offrol” y el saber diferenciarlo.

Sinceramente, es algo bastante difícil de explicar, y que desde mi perspectiva, vas aprendiendo a diferenciar una cosa de otra con el tiempo, y cuanto más rolees. Pero para poder comprender esto, recordad siempre, que estais interpretando.

Me han dado un definición bastante buena de, y sencilla, de todo esto:

On rol es cuando ERES tu pj, y off rol cuando MANEJAS a tu pj. Os aseguro que esto es algo muy básico y que da muchos problemas y malos rollos entre la gente. Malos rollos porque… se confunde una cosa con otra. Que tu personaje sea la persona más asquerosa, pérfida, malvada, y cabrona de todo Ventormenta, no significa que la persona que haya detrás lo sea. Es como el actor que representa al malvado de turno de tu serie favorita. ¿A que cae mal? Pues claro que cae mal. ¿Pero solo por eso te tiene que caer mal la persona que está detrás y que da vida a ese personaje?

Siguiendo con el ejemplo anterior y resumiendo un poco, on rol, el borrachín enano barbudo no sabe el nombre de la otra persona, pero off rol, tú si lo sabes porque se lo estás viendo.

Y por último, aunque no es un fallo en sí, cabe también mencionarlo. El efecto de Acción/reacción.

Todos actos que hagas repercuten en el entorno y en los demás, por lo que hay que ser consecuente con los actos que tu personaje comete.

Si te dedicas a armar escándalo en una taberna, rompiendo cosas e insultando a los demás, seguramente alguien que interprete a un Guardia de la Ciudad venga a detenerte por revuelo.

Si te dedicas a asaltar a la gente por las calles, intentando robarles o asesinarles, prepárate para escapar o esconderte, porque irán a por ti por ser un maniático asesino.

Si te lanzas tú solo con una espada y un escudo a por una manada de 50 orcos que gritan “AWWWWWWWW” asume que te van a dar una soberana paliza. No digo que mueras, nadie te obliga a morir, pero asume que vas a perder y que cómo mínimo te romperán algunos huesos.

Y por poner un último ejemplo, si te dedicas a conspirar contra el gobierno de la ciudad con un grupo de camaradas, no habléis de vuestros planes “secretos” en medio de la plaza de la ciudad, donde todo el mundo pueda escucharos, y por ende, delataros ante las autoridades, por lo que se os acabó el chollo.

Si hacéis cosas así recordad que vuestros actos no quedarán impunes, por eso se pide un poco de consecuencia. Nadie te puede obligar a que pases un día en la cárcel, pues es tu rol, pero… por eso se pide la coherencia con lo de Acción/Reacción. Cada acto que cometas tendrá su reacción, y el día que aprendas eso, junto a diferenciar el onrol/offrol, te puedo asegurar que será el día en que se te pueda considerar un buen rolero.

Y eso es todo por esta ocasión. Ya sabéis, comentad (no sobre las tortillas de patatas) todo lo que queráis, dudas, cuestiones, criticas, pues para eso están hechos estos posts, para que los leáis y comentéis. Yo tengo que irme a buscar a cierta pícara que no me ha molestado durante todo este artículo, y eso es siempre sospechoso conoci…

Peddo… mida como beeeeeeben, los peeecdes en el ríoooo…. pero mida como beeeeeeeeeeben al vder al …

… ains, ya le ha vuelto a dar al pinot noir en mi ausencia.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *