Artefacto Sacerdote Disciplina – Cólera de la Luz – Alfa Legion

Conseguimos el Artefacto Sacerdote Disciplina, Cólera de la Luz.  Atención, este vídeo contiene grandes Spoilers de la historia, si no quieres enterarte antes de tiempo, no lo veas.

Artefacto Sacerdote Disciplina – Cólera de la Luz

Obsesionados con purificar de no-muertos el mundo de Azeroth, los fanáticos de la Cruzada Escarlata intentaron crear otra Crematoria en forma de bastón. Pero un Señor del Terror que se había infiltrado en la orden intervino, interrumpiendo sus esfuerzos y desencadenando una violenta explosión mágica. El poder del bastón dañado resultó casi incontrolable. Tras varios intentos fallidos de usarlo de forma segura, los magos de élite del Kirin Tor lo ocultaron para que no produjera nuevas calamidades letales.

Misiones Iniciales

Según aparecemos por Dalaran encontraremos una Sacerdotisa que nos persigue por donde quiera que vayamos demandando nuestra atención, tiene una misión para nosotros. Debemos ir a los Claros de Tirisfal y descubrir el secreto que esconde allí.

A nuestra llegada nos aguarda Calia … ¿Calia Menethil?, en efecto, parece ser nuestro contacto con el “Obispo de los Secretos” Alonsus Faol. Éste nos dice que ha tenido que salir de las sombras por la llegada de la Legión ardiente y esta reuniendo sacerdotes para que, juntos, nos enfrentemos a ella. Alguien debe ponerse al frente de esta confesión y claro como no, nos asignan esa tarea, ya que tenemos cara de ser grandes héroes ? A cambio eso sí, nos dará acceso a un artefacto de poder lengendario.

En busca de nuestro artefacto, nos dirigimos al Archimago Kalec en la Ciudadela Violeta de Dalaran, éste nos envía al Nexo. Allí deberemos recopilar energía sagrada para romper la prisión se Azuregos. Una vez lo rescatemos nos acompañará en el resto de la gesta a través del Nexo, enfrentándonos a los etéreos y derrotando al Príncipe Nexus. Una vez derrotado Nexus, Azuregos nos abre un portal para que nos hagamos con nuestro artefacto, Cólera de la Luz, pero no es tare fácil, debemos controlarlo.

Finalmente, como portadores de Cólera de la Luz regresamos a Dalaran, donde nos esperan Alonsus Faol, Velen y Moira Thaurissan. Les seguimos ya que nos van a enseñar la entrada a un lugar especial, El Templo de la Luz Abisal.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *