Conoce la historia: Medivh, el último Guardián.

Conoce la historia: Medivh, el último guardián

Medivh, el último guardián, es uno de los personajes más importantes del universo Warcraft que muchos de los recién llegados no conocerán. Hijo de Magna Aegwynn, antigua guardiana de Tirisfal, Medivh ha sido el causante de muchísimos momentos históricos en Azeroth, pero empecemos por el principio.

Ocho siglos antes de la invasión de la antigua Horda, Magna Aegwynn derroto al cuerpo físico del titán oscuro Sargeras, sin embargo este en un plan astuto impregnó con su esencia a Magna sin que esta siquiera se lo imaginara y permaneció años oculto, esperando el momento. Tras 45 años Magna tuvo un hijo con Nielas Aran en contra del Consejo de Tirisfal. Este vástago era Medivh, quien heredo la esencia de Sargeras oculta en el cuerpo de su madre. La influencia de Sargeras permaneció oculta hasta la adolescencia de Medivh.

Años después, al despertar Medivh de un coma de veinte años debido a la liberación del espíritu de Sargeras, su poder comenzaba a crecer y la influencia de Sargeras empezó a enfocarlo hacia planes oscuros y fines malignos. Medivh, ansioso de conocimiento, comenzó a estudiar el propio mundo de Azeroth y no conforme con eso también aprendió sobre la Legión Ardiente. Medivh ansiaba el poder verdadero, y tras largos años encontró en Draenor algo que podría borrar a la humanidad de la faz de Azeroth; La Horda. En su torre de Karazhan contacto con el brujo orco Gul’Dan ofreciéndole un trato; Si Gul’Dan traía a la Horda a Azeroth y acababa con los humanos, Medivh le daría la ubicación de la tumba de Sargeras. Magna Aegwynn conocedora de los planes de su hijo, corrió a enfrentarse a el intentando disuadirlo de tan insidioso fin, pero cayó derrotada aunque sobrevivió. El poder de Medivh quedo bastante disminuido tras la batalla, así que comenzó a drenar poder del mismo Azeroth para reponerse.

Medivh, en la mazmorra la Ciénaga Negra

Medivh, en la mazmorra la Ciénaga Negra

Los magos de Dalaran enviaron a Medivh un aprendiz, Khadgar, quien se instalo en Karazhan para aumentar su poder y aprender del Guardián los caminos de la magia aunque también con el cometido de desvelar todos sus oscuros secretos. Mientras tanto, la batalla entre orcos y humanos se había intensificado, el plan de Medivh iba según lo previsto. Recibió a una emisaria de la Horda, Garrona, mitad orco mitad draenei, con la que tuvo un tórrido romance con un fruto, su hijo Med’an del que hablaremos en otra ocasión.

Khadgar descubrió que fue Medivh quien permitió a la Horda entrar en Azeroth y su relación con Sargeras y la Legion Ardiente, avisando a la Alianza de la traición de Medivh y liderando el asalto a Karazhan junto con el Rey Llane y Anduin Lothar. El propio Anduin Lothar asesto el golpe final a Medivh, liberando así la presencia oscura que este guardaba en su interior. Sin embargo para librarse de Sargeras y enviarlo al Vacío Abisal, Lothar tuvo que decapitar a Medivh. El espíritu de Medivh no murió, y le confió la llave de la fortaleza de Karazhan a Khadgar quien lo vio antes de desaparecer. Pero esta no seria la ultima vez que se viera a Medivh.

Ya en plena Tercera Guerra, Medivh, resucitado gracias a su madre, se apareció a los lideres de las razas como un extraño Profeta. En esta nueva forma, Medivh advirtió a todos los lideres sobre la inminente amenaza de la Legión Ardiente, aunque al principio solo Thrall, joven Jefe de Guerra de la Horda le hizo caso, dirigiéndose a Kalimdor donde el profeta le había indicado. El Rey Terenas y el Archimago Antonidas hicieron oídos sordos a sus advertencias y lo pagaron caro, solo cuando La Plaga arraso Stratholme, el hijo del Rey, Arthas, decidió poner rumbo a Kalimdor. Al comprobar los habitantes de Azeroth la destrucción que causaba la Legión Ardiente, Medivh revelo su identidad y unió a todas las razas (elfos de la noche, humanos, trolls, taurens y orcos) y sus lideres hacia la batalla final contra Archimonde saliendo vencedores y expulsando a la Legión Ardiente.

Tras este ultimo acto de servicio, Medivh se retiro para ocupar su lugar entre las leyendas del pasado, redimiéndose así de sus pecados y salvando el mundo que una vez intento destruir.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *