Cinco razones por las que extraño a Draenor por Diego Oblitas


¡Aloha! Hoy os traemos, de la mano de Diego Oblitas, una reflexión sobre Warlords of Draenor, una expansión muy controvertida.

Cinco razones por las que extraño a Draenor por Diego Oblitas

¡Hola a todos los lectores! Aquí Diego Oblitas para conversar con ustedes sobre algunas razones que puedo rescatar de una expansión muy controvertida.

Estoy hablando de Warlords Of Draenor, tal como ven en el título, aquí les traigo unas cuantas razones por las cuales extraño, añoro y recuerdo con cariño esta expansión tan criticada por tantos jugadores (y muchas veces con razones).

La mejor entrada en escena

Podrán decir lo que quieran sobre Warlords Of Draenor (WoD), pero no se puede negar que tiene de las mejores misiones de entrada, son simplemente geniales, permiten que uno se sumerja de tal manera, que es casi imposible darse cuenta de que puede durar hasta 1 hora o quizá mas.

Recordando un poco, viajamos mediante el portal a unas tierras devastadas donde se encuentra la invasión de la horda de hierro, luego de hablar con un Khadgar, él cual esta estrenando su nuevo modelo, entramos de manera épica a Draenor sin dar tregua al descanso para inmediatamente liberar a un Teron’gor y a un Chogall que fueron prisioneros, uno casi sin entender quienes son los villanos, y quienes los héroes, pero que viendo todo el caos que hay en medio de este nuevo continente, no tiene tiempo para detenerse y pensar: “¿Estaré salvando a un próximo boss de la ultima raid de la expansión?”.

Eso último, no fue una queja, es mas bien algo que destaco, pues uno no se daba cuenta que muchas veces nosotros mismos somos los causantes de los villanos. En fin, continuando nos van presentando de uno en uno a los villanos a vencer, empezando con el gran Guldan, villano que recién hemos derrotado en la presente expansión como boss final de la raid “La fortaleza nocturna”, luego aparece Kilrogg con el sacrificio de un compañero orco, el cual luego lo veríamos una vez mas. Kargath es el siguiente en su arena, tenemos que matar a nada menos que 100… Pero con Khadgar, uno se acostumbra a las malas matemáticas. Siguiendo con Nerzhul en la cueva donde encontramos a Yriely casi nos atrapan.

Luego de salir nos espera Blackhand con todo su clan a los que debemos ir venciendo mientras intentamos destruir el portal, para terminar mostrando al mismo Grommash que hace entrada en escena luego de que logremos el cometido, solo para amenazarnos mientras corremos a salvarnos, codo a codo con Thrall, Khadgar, la nueva (e importante) Yriel,etc.

Luego de esto, cada facción sigue su historia la cual continúa con estas misiones de introducción para hacer la fortaleza, encontrar seguidores, etc. Cuando te das cuenta pasaron varias horas y no las sentiste, también hay que sumar los vídeos que hacen de esta gesta, una verdadera aventura gráfica en la cual uno es partícipe de una pseudopelícula.

Sin lugar a dudas una experiencia que la voy pasando siete veces, y nunca me aburro, es más, espero con ansias el poder llegar al nivel correspondiente cada vez que subo un alter para poder vivir esta serie de misiones que la verdad, son geniales.

La gran y olvidada fortaleza

En este apartado habré escuchado un sin fin de críticas, aunque también hay muchos a los que les gustaron.

Obviamente estoy dentro de este último grupo pues personalmente, encontré dentro de este refugio al mejor compañero de cualquier videojuego (incluyendo a Elizabeth de Bioshock Infinity) el cual es… Uno mismo. World of Warcraft es un juego para jugarlo (valga la aclaración) en grupo, en compañía, conversando y hablando con personas conocidas o desconocidas. Pero esta fortaleza hacía que no tengas que estar en una ciudad, llena de gente, dando vueltas sin saber que hacer, tenias tus propias misiones, tus casitas, tenias que ir haciendo muchas cosas, quizá es porque tengo un complejo de “amo de casa”, y me gusta estar ocupado en mi hogar, que me sentí muy identificado con tener un hogar propio, atenderlo, buscar en la mina, las flores, la pesca, casa de mascotas, joyería con un alter, alquimia con otro, sastrería, etc…

Tocando un poco mas a fondo, recuerdo que un amigo mio le gustaba jugar pensando en el pvp, mientras que yo era pve, entonces cuando íbamos a Tanaan, siempre lo veía matando a jugadores de la facción contraria, ¿Cual era la razón? Bueno, los huesos rotos que tenia que recoger. Mientras yo iba a hacer dungeons míticos, el se dedicaba a hacer las misiones diarias para las monturas, es decir, se podía jugar en cooperativo aunque tengamos diferentes modos de juego, y estas fortalezas nos impulsaban a hacer lo que queríamos, como desforestar todo Nagrand por ejemplo, o hacer otras cosas. Tanto las misiones de navíos como los edificios nos daban una ayuda muy buena, sin necesidad de interferir en las decisiones de otros jugadores, y de esta forma pueden ir en grupo y hacer varias cosas. En fin,hacía al juego más personalizado, y ni hablar de invitar a un compañero a charlar en la hoguera de la tu fortaleza o en la cantina, demostrarle lo que tenias, las estatuas, etc. Fue un plus bastante bueno.

Cuidado con las invasiones

¿A qué no es interesante saber que en algún momento pueden venir a destrozar tu fortaleza porque los cabreaste lo suficiente?. Recuerdo que mi primera invasión fue de los Goren, y no pensaba que sería de esa forma, fue adrenalina pura, no tenia tan armada a mi monje y el estar atento a lo que ocurría, los espías enanos que se filtraban, las unidades aéreas que bajaban, ver a la fortaleza tener vida fue una de las mejores experiencias que he tenido en este juego. Aunque los npc se escondían, al final por lo menos los veías salir,no quedarse siempre estáticos. El hecho de poder traer compañeros, los guardaespaldas, el planear las invasiones, sin lugar a dudas es algo que se extraña.

No hay mucho más para decir de esto, pero lo pongo como una razón pues aunque son simplemente invasiones, hacía que el juego tenga vida, que la fortaleza no se quede siempre estática, son cosas que uno llega a extrañar.

Nunca fue “tan fácil” subir a un alter

¿A qué se refiere esto? ¿Acaso Wod es “alter-friendly”? Personalmente, respondo que si. No solo te da una poción en la fortaleza por el cómodo precio de 100 recursos, si no que te da un mapa (Gorgrond) en el cual podrás subir aproximadamente 5 niveles en unos minutos.

Esto obviamente es para los amantes de los alters, y sabemos que subir 110 niveles es demasiado tedioso. Sin embargo el poder subir tantos niveles en tan poco tiempo hace que siempre desee llegar a esta expansión con cada alter. Claro que sale aproximadamente 10,000 de oro, dependiendo del reino donde estés, para poder realizarlo, pero en unos minutos fácilmente puede subirse varios niveles, y eso créanme que es algo que se valora muchísimo. Tambien hay que sumar el hecho de que sea muy interactivo, las misiones se parecen mucho a las de Legion, haciendo que la historia continúe de forma agradable, vídeos, historia con “boss” final de cada mapa, la verdad, no es para nada desagradable subir niveles (ni difícil) en WoD. Varias mazmorras lo suficientemente bien adaptadas como para no llegar a odiarlas, desafiantes en varios aspectos pero al mismo tiempo muy amigables.

Ningún beta fue mejor que la versión oficial estable

Esta es la razón por la cual la decidí escribir este artículo. WoD nos trajo varios fallos argumentales, varios errores de tiempo, pero también nos trajo lo que sería Legion. Pensándolo bien, uno se da cuenta de que en realidad WoD no fue más que un beta que duró años y fue liberado para jugadores de todo el mundo de nada menos que Legion. Muchas de las cosas que vivimos en Legion, las hemos experimentado por primera vez en WoD, algunas otras en MoP quizá, pero WoD nos trajo muchas cosas nuevas, y aunque al final (de la historia) casi todo fue un borrón y cuenta nueva, la jugabilidad no se le puede negar.

La razón por la cual mas extraño WoD es porque al jugar y disfrutar Legion, recuerdo muchas cosas que viví por primera vez en esa expansión, las cinemáticas, las misiones, Tanaan, logros para poder volar, los juguetes, las fortalezas, los seguidores, las misiones de seguidores, las misiones navales, las cadenas de misiones casi infinitas, al grandioso y siempre divertido Khadgar, el final entre Thrall y Garrosh, el sacrificio de Velen alternativo, retorno de viejos npc, ver e interactuar con Durotan, Grommash, ver ese Draenor antiguo antes de que fuera destruido.

Hay muchos puntos desde pequeños hasta más grandes a rescatar, y si quizá lo veo de esta forma, es porque realmente disfruto este juego, me dedico a ver esas pequeñas cositas que dan un toque mas de calidad, alguna vez oí en un comercial “la magia se encuentra en los detalles” y aunque no estoy en contra de los que solo entran para su core, y armarse, creo que para realmente disfrutar de este juego hay que ver muchas cosas, desde entender el hecho de derrotar a Guldan y que Illidan regrese, como que Azshara también lo hizo y que hemos perdido a Runas para siempre. Son detalles que elevan la distracción dentro del juego y que lo hace hermoso.

Bueno, estas fueron las razones por las cuales no extraño, si no le guardo cariño y no me dedico a criticar a Draenor (expansión). Hay cosas que dejan mucho que desea, definitivamente, pero eso vendrá a posteriori de algunas hojas que ya llevo escribiendo.

Por cierto, he estado trabajando sobre los comentarios que hicieron en el artículo de “Lo que debería haber en World of Warcraft”, pero aún falta para terminar de pulir algunas ideas, y no quiero dar las ideas a medias tintas, asi que por ahora, les dejo esta lectura para que se distraigan un rato.

Para finalizar, ustedes que recuerdos agradables tienen sobre esta expansión? Que es lo que más les gustó? Lo que recuerdan con mas cariño? Escriban que los leeré y a conversar todo lo que se pueda.

Me despido atentamente y gracias por leer este artículo.


4 comentarios

  1.   Ivet dijo

    Como siempre , bellisimo articulo, me hizo recordar muchas cosas de WoD, antes no nos dabamos cuenta de su importancia,(incluso fue criticada) ahora con Legion pues te das cuenta que en ciertos puntos no estaba mal como expansion. A veces cuando estoy aburrida doy un viaje por la Selva con los alters a terminar algunas misiones.
    Muchas gracias de nuevo por el articulo.
    Ivet

    1.    MagicTale dijo

      Hola Ivet, muchas gracias! La verdad hay mucho jugador hardcore que solo les importa el ilvl, avance en raids/pvp y menosprecian cualquier error, al punto de realmente hundirlo bajo capas de tierra. Hay que ser conscientes de que no fué la cereza del pastel, pero sin dudas ha dejado momentos gratos, y hay que saber agradecer lo que hicieron. Es re lindo darse una vuelta por esos lares, ver el antiguo Draenor. Un saludo!

  2.   Nobuo de Quel´Thalas dijo

    Muy buena tu nota, me hizo recordar mucho de WoD
    Me encanto tanto la linea de quest iniciales, lo que vivi fue que es la primer expansion donde tu pj era el importante, eras vos el que participaba, no eras un mero peón del que lideraba todo, eras participe de la historia.
    Juego desde el final de burning, leí casi todas las novelas, creo que se que mas del lore del wow que de la historia de mi país jeje
    Amo este juego, las posibilidades de juego que tenes, conocí gente que solo coleccionaba pets ( ahora contentos con el pokewow) he participado en búsquedas en lineas de quests donde la recompensa final era una pet, he ido a buscar logros de calabozos solo por la montura, he matado tanto hordas como alis ( tengo pj full lvl de ambos bandos) y participado de eventos anuales ( el mejor recuerdo lo tengo de la fiesta de la cerveza, donde borrachos saltábamos en el puerto de ventormenta a un piso lleno de esqueletos por el intento del logro)
    He dicho, amo este juego y ver que alguien mas no solo le interesa el iLvl es apreciado.

    1.    MagicTale dijo

      Hola Nobuo! Muchas gracias por leer el artículo! Que buenos juegos hacían! Me alegra saber que disfrutas tan bien del juego en su complejidad. La verdad que es re lindo jugar para divertirse, disfrutando desde el buscar a las ardillas para darle /amor hasta subir alters a su máxima expresión, por lo menos ahora por ejemplo me he dado cuenta que me olvidé de hacer pvp, y dejaré de lado el pve por ahora para recibir el reconocimiento de los líderes, tanto de la horda como de la alianza. Espero nos crucemos en algun Lfr para poder disfrutar! Suerte y un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *