Curiosidades – Fundan en Brasil la iglesia de Hanzo

Curiosidades - Fundan en Brasil la iglesia de Hanzo
¡Aloha! Un jugador de Overwatch en Brasil, Mateus Mognon, crea la Iglesia de Hanzo como protesta ante la facilidad de creación de cultos en Brasil con el objetivo principal de evasión de impuestos.

Curiosidades – Fundan en Brasil la iglesia de Hanzo

Un jugador de Overwatch ha fundado en Brasil una iglesia dedicada a Hanzo, uno de los héroes que forman el elenco de Overwatch. Y aunque parezca de broma, es totalmente cierta pero tiene “oculta” una verdadera intención: la principal razón de la creación no fue para adorar al héroe en sí, si no para criticar la impresionante facilidad que es crear una religión en el país y poder evadir impuestos.

Mateus Mognon, el responsable de esta iniciativa, ha señalado que es una manera de demostrar lo fácil que es crear una religión en el país. En una carta explicando todos los procesos legales y la razón por la que creo esa Iglesia.

De hecho, lo único que ha necesitado para poner en marcha el proyecto ha sido:

  • Una dirección física
  • 5 personas adeptas
  • La firma de un abogado
  • Un estatuto escrito
  • Pagar algunas cuotas

La elección del personaje de Hanzo en particular reside en que es otra manera de mostrar lo sencillo que es el proceso, incluso cuando se trata de uno de los personajes más odiados de Overwatch. A propósito, en los escritos de esta particular iglesia, está prohibido usar las palabras “Hanzo Main”, insulto que a alguno ya le ha costado un castigo en el colegio.

Por cierto y a modo de curiosidad 😛 el lema de su Iglesia es “Hanzo es mi pastor, flechas no me faltarán”.

A continuación os mostramos un pequeño extracto de la declaración del propio Mateus Mognon de como creó la Iglesia y cuales son los pequeños requisitos que se necesitan para crear un culto. Os recomiendo leerlo entero, no tiene perdida.

Os resumiré el trabajo que hice durante los últimos meses y si te lo contara sin presentar pruebas probablemente te reirías en mi cara. He puesto el sistema legislativo brasileño a prueba y he podido registrar oficialmente a la Iglesia Nacional de Hanzo: una religión para dar culto al personaje más odiado del exitoso videojuego de disparos en primera persona Overwatch. Así mismo, somos los dueños de la primera iglesia para Overwatch reconocida en la oficina. Hanzo es mi pastor, flechas no me faltarán.

Mi objetivo inicial era verificar si es difícil registrar una institución religiosa para solicitar la inmunidad tributaria que se da para “templos de cualquier culto”. Para garantizar la libertad religiosa en Brasil, la Constitución Federal concede libertad del pago de tasas como IPTU, IPVA e impuestos sobre servicio y productos, siempre que estén ligados a la diseminación de la creencia.

Desde 2010, se han registrado 67.951 entidades como organizaciones religiosas en el Registro Federal, lo que ya indicaba que mi misión para abrir una iglesia en el papel no sería tan ardua. Y al final de cuentas, percibí que es tan simple fundar una institución de este tipo en Brasil que acabé creando una religión entera: la Iglesia Nacional de Hanzo, una corriente para dar culto al arquero asesino de Overwatch.

A pesar de los beneficios fiscales como la inmunidad tributaria, cuando analizamos la burocracia necesaria para fundar una iglesia, el proceso es más simple que abrir una empresa privada, por ejemplo. El diccionario Aurelio define “Iglesia” como un “edificio dedicado al culto de cualquier confesión cristiana”, pero para registrar una organización religiosa en Brasil basta con tener una dirección fija con un comprobante de residencia.

Además de una dirección, para abrir una iglesia usted necesita cinco amigos para ser sus socios en la institución, la firma de un abogado y una cuantía monetaria para registrar su nombre. Con los ingredientes, basta escribir un estatuto y un acta, recoger las firmas necesarias, hacer algunas copias y llevar los papeles a la notaría más cercana. A continuación ya es posible solicitar la inmunidad tributaria.

Si yo fuera una persona dedicada a cometer un crimen, podría haber hecho todo esto en una semana. Con una simple búsqueda en Internet, usted encuentra modelos del acta y del estatuto para comenzar su institución religiosa. Sólo tienes que descargar y rellenar los campos en blanco. Luego es sólo conseguir la firma de los socios para asumir el número de cargos mínimos de la directiva, y buscar un abogado para colocar su nombre y número de la OAB al final del estatuto, medida necesaria para el registro de cualquier “institución sin fines de lucro”. Por fin, es sólo tomar cinco dólares, pero usted va a gastar menos que eso, registrar la firma con su firma e ir a la notaría con los papeles, tardan varios días en examinarlos.

Con la documentación aprobada, es necesario hacer un registro en el ayuntamiento, ir hasta el Registro Federal y solicitar la exención tributaria prevista en la Constitución. Desde 1946, la Ley Mayor de Brasil concede inmunidad de impuestos para el patrimonio y renta de “templos de cualquier culto”, lo que abarca instituciones como iglesias, centros filosóficos y casas masónicas. Con ello, las instituciones están libres del pago de tributos esenciales para el funcionamiento del culto, como IPTU (Impuesto Predial y Territorial Urbano), IPVA (Impuesto sobre la Propiedad de Vehículos Automotores), impuesto sobre la renta y venta de productos y servicios. La medida tiene como objetivo proteger la libertad religiosa, pero puede fácilmente ser alcanzada por personas mal intencionadas para la ejecución de crímenes como lavado de dinero.

Para hacer mi propia religión, he descarriado un estatuto_de_igreja.pdf en Internet y he utilizado mi creatividad para concebir la creencia más peculiar posible, pero siguiendo los moldes de la ley brasileña. Gracias a mis contactos en el área de periodismo de tecnología en los tres años de universidad y la pasión por juegos electrónicos, el tema de la institución ya estaba decidido: videojuegos. Según el libro American Gods, de Neil Gaiman, los dioses son tan poderosos como el número de seguidores que creen en ellos. Teniendo esto en cuenta, escogí a Overwatch para ser el núcleo de mi creencia.

A partir de mayo de 2016, el shooter multijugador de Blizzard ganó el premio de Juego del Año en los premios del juego, el Oscar a los videojuegos, y cuenta con más de 30 millones de jugadores en todo el mundo. Además del éxito de público y crítico, Overwatch posee personajes carismáticos y con grandes grupos de fans en Internet, factores perfectos para la creación de un Mesías.

El juego de Blizzard tiene en su elenco el amado personaje brasileño Lucio y figuras religiosas como el monje omnico Zenyatta o la angelical Mercy, pero como nuestro lema es “osadía y alegría”, adopté como icono de fe el polémico mercenario Hanzo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *