Ciclo de razas: Los Trolls | Todo sobre su historia

Con el brasero a su espalda, sentado en el suelo, Vol’Jin, líder de los Lanza Negra, echa un vistazo a su audiencia. Esta vez no son guerreros, ni brujos ni ese maldito hijo de Grito Infernal Garrosh, esta vez son los jóvenes de la tribu, los primeros nacidos en las Islas del Eco después de muchos años, los que le observan con mirada expectante para que comience su historia…

Hoy, a la sombra de nueh’troh la’gamente olvidadoh eh’pírituh loa, oh voy a explicar la historia de loh trol, raza fue’te y poderosa, pero corrupta en su mih’ma esencia. La historia de loh trol eh’tá llena de taición y sangue, y de lah máh gandeh guerrah que haya vih’to nunca Azeroth, conta loh Aqir, lah razah elfas y lah batallah máh grandeh y sanguientas contra nueh’troh popioh hermanos, tribuh enfent’ás po’ un diferente ideal y diferenteh fo’mah de vivir…

Los Trol, una raza tribal como ninguna otra, y la más extendida en la faz de Azeroth desde las densas junglas de la Vega de Tuercespina a los glaciares pemanentes de Rasganorte, pasando por el desierto de Tanaris e incluso en las zonas donde las viles huellas de la Legión Ardiente dejaron su más profunda impronta. Pero esa capacidad de adaptación y fuerza de voluntad es lo que hace de los trol una raza orgullosa, más que ninguna otra, y a la vez ese orgullo es lo que provoca su corrupción o maldad.

Historia

Hace aproximadamente 16.000 años (mucho antes de que los elfos de la noche invocaran la ira de la Legión Ardiente), los trol gobernaban gran parte de Kalimdor, que era un único continente. Los Zandalari fueron la primera raza de la que se tiene constancia, la tribu de la que descienden el resto de trol.

A lo largo del tiempo, emergieron dos imperios, el Amani, en las tierras forestales centrales, y el Gurubashi, en las junglas del sureste. Se formaron tribus más pequeñas al norte, en la región ahora conocida como Rasganorte. Estas tribus fundaron una pequeña nación conocida ahora como Zul’Drak, pero nunca consiguieron el tamaño o la prosperidad de los imperios del sur.

Los imperios Gurubashi y Amani mostraban hostilidad entre ellos, pero rara vez pasaba de alguna que otra escaramuza. Por aquel entonces, su enemigo común era el tercer imperio más grande de la época, los Azj’Aqir. Los aqir eran una raza de insectoides inteligentes y extremadamente hostiles que gobernaban las tierras del oeste. Los aqir tenían en mente aniquilar cualquier raza no insectoide de Kalimdor.

Los trol lucharon contra los aqir durante miles de años, pero nunca lograron una victoria real sobre ellos. A pesar de ello, y gracias a los esfuerzos de los trol, el imperio aqiri se fraccionó a la mitad y sus integrantes emigraron a colonias lejanas en Rasganorte (donde formarían el imperio nerubiano, con capital en la subterránea Azjol-Nerub), y al sur (formando el reino olvidado de Ahn’Qiraj).

Con el exilio de los aqir, los imperios gemelos volvieron a la normalidad. A pesar de sus grandes victorias, ninguno de los dos imperios se expandió más allá de sus delimitaciones originales. Sin embargo, antiguos textos citan a una pequeña facción que se separó del imperio Amani y fundó su propia colonia en el corazón del continente. Allí, fueron los primeros en descubrir el Pozo de la Eternidad, que los convirtió en seres de inmenso poder. Algunos aventuran que dicha facción, al entrar en contacto con las energías arcanas del pozo, evolucionaron en los primeros elfos de la noche, pero esta hipótesis nunca ha sido probada.

Aceptemos o no la teoría de que los elfos descienden de los trol, sus orígenes son inciertos; lo que está claro, es que la hegemonía élfica empezó poco después de su descubrimiento del pozo. A pesar de los esfuerzos de los trol por impedir que éstos se expandieran, los elfos de la noche construyeron un fuerte imperio que se expandió rápidamente por todo Kalimdor. Ostentando un poder mágico jamás visto por los trol, cuyas creencias se basaban en las supersticiones, los elfos de la noche no tuvieron ningún problema en destruir los imperios gemelos, algo que los aqir fueron incapaces de realizar.

Los elfos de la noche desmantelaron sistemáticamente las defensas y las vías de suministros de los trol. Los trol, incapaces de contraatacar la magia destructiva de los elfos, se vieron superados ante la ofensiva élfica. Las acciones de los elfos de la noche incurrieron en el largo odio que los trol les profesan a día de hoy. Los imperios Gurubashi y Amani se fragmentaron en pocos años.

Pero los elfos no se dieron cuenta de que con el uso indiscriminado de su magia, llamaron la atención de la Legión Ardiente sobre Kalimdor. Los demonios destruyeron gran parte de la civilización élfica. Aunque no queda constancia de que la Legión atacara ningún reducto de civilización trol, es más que probable que las batallas tuvieran lugar a lo largo de todo el continente.

Al final de éste conflicto, conocido como la Guerra de los Ancestros, el pozo de la eternidad fue destruido. La consiguiente ola de destrucción partió en tres la superficie de Kalimdor. El centro del continente se sumergió bajo el agua, dejando únicamente un grupo de continentes rotos. Por lo tanto, gran parte los antiguamente gloriosos imperios Amani y Gurubashi aún existen en las tierras actuales de Quel’Thalas y Tuercespina (respectivamente). Los reinos Azj’Aqir de Azjol-Nerub y Ahn’Qiraj aún sobreviven en la actualidad en Rasganorte y Silithus (respectivamente).

Ambas civilizaciones trol se recuperaron de la destrucción del mundo que una vez conocieron. Posteriormente reconstruyeron sus destruidas ciudades y se propusieron reclamar algo de su antiguo poder.

Estamos seguros de que os interesan las historias de las civilizaciones Gurubashi y Amani, no os las perdáis:

Vol’Jin y la Nueva Horda

Poco después del fin de la Segunda Guerra, Thrall, un joven orco criado en un campo de esclavos humano, tuvo una visión en la que se le instaba a reunir a los dispersos orcos y partir al lejano continente de Kalimdor. Durante su viaje al oeste, en las islas rotas, al sur de la vorágine, se encontraron con la pacífica tribu trol Lanza Negra, liderados por el anciano médico brujo Sen’Jin. Los Lanza Negra habían vivido tranquilos en las islas, sin tener contacto con el mundo exterior, compartiendo su espacio con los apacibles múrlocs, pero últimamente, éstos, junto con una expedición de humanos procedentes de Kul Tiras, habían forzado a los trol a refugiarse en las profundidades de las islas. En la profundidad de los bosques, Sen’Jin, anciano médico brujo con una profunda conexión con los espíritus y loa de las islas, tuvo una visión en la que vio cómo un joven extranjero les salvaría de los humanos y guiaría a su pueblo fuera de las islas. Cuando conoció al orco Thrall no tuvo duda de que él era el joven de su visión, y le advirtió de la presencia de humanos en las islas. Juntos pudieron derrotar a la avanzadilla y a su líder, pero fue en ese momento cuando una patrulla de múrlocs atacó a los trolls de Sen’Jin, y secuestró a su líder, junto con Thrall.

Los múrlocs llevaron a Sen’Jin y Thrall a una cueva donde tenían pensado sacrificarlo a una bruja del mar. Thrall pudo escapar, pero un alto hechicero múrloc mató a Sen’Jin en honor de su misteriosa deidad, y Thrall sólo pudo llegar a escuchar las últimas palabras del mismo, implorándole que liderara a su pueblo fuera de la isla, y los salvara de la destrucción. Thrall aceptó, y junto al hijo del difunto médico brujo, Vol’Jin, lideró a los trol Lanza Negra en las nuevas tierras de Durotar, y junto al líder tauren Cairne Pezuña de Sangre formarían la Nueva Horda.

voljin-loreOriginariamente, los trol se asentaron al sur de las baldías tierras de Durotar, en las conocidas islas del Eco, pero fueron traicionados por el médico brujo Zalazane, que quería las islas para sí, y, utilizando los oscuros rituales vudú, creó un ejército de trol sin mente para matar a los Lanza Negra. Vol’Jin actuó rápido, pero ante el insistente ataque de los zombis de Zalazane, la única respuesta posible fue la huída al campamento de Sen’Jin, en honor al padre del cazador de las sombras, al sur de Durotar.

Desde entonces, varios han sido los intentos de Vol’Jin de retomar las islas y poder rendir sacrificios y honores a sus espíritus loa, pero no ha sido hasta poco después de la caída del rey Exánime, cuando, gracias a la ayuda del resto de la Horda, Zen’Tabra primera trol druida y al loa Bwonsamdi, guardián de los muertos Lanza Negra, que se han podido reconquistar para los Lanza Negra las islas del Eco, y los tambores de los trol resuenan de nuevo por todos los rincones de las islas del Eco.

Vol’Jin, como líder de los trol Lanza Negra y representante de los mismos en la Nueva Horda liderada por Thrall ha sido una pieza clave en la gestión y mantenimiento de la misma, como por ejemplo, cuando el señor del terror Varimathras dio un golpe de estado y tomó Entrañas, fue Vol’Jin el encargado de liderar el ataque a la ciudad.

Recientemente, y debido a la ausencia de Thrall como líder de la Horda para su retiro en estudio de los elementos de Azeroth, ha habido roces entre el actual jefe de guerra, el impetuoso Garrosh Grito Infernal, y el cazador de las sombras Vol’Jin, llegando incluso a la amenaza de muerte de Vol’Jin al actual líder. Es por este motivo que actualmente, Vol’Jin no se encuentra en Orgrimmar, la capital de facto de la Horda, al lado de su jefe de guerra, como lo estuvo durante el mandato de Thrall, si no que se encuentra recluido en las islas del Eco, ayudando a los nuevos héroes Lanza Negra que surgen para ayudar a la Horda en estos difíciles momentos.

Razas Trol

Los trol son una raza que se adapta a su entorno de tal forma que hasta sus características físicas cambian dependiendo de donde vivan. Por ello hay siete razas trol dispersas por todo Azeroth. Cuatro de ellas han sido lo suficiente numerosas o poderosas como para formar su propio imperio, las cuales son: Trol Zandalar (Progenitores de todos los trol), Trol de Bosque (Fundadores del Imperio Amani), Trol de Jungla (Fundadores del Imperio Gurubashi) y Trol de Hielo (Fundadores del Imperio Drakkari).

razas-troll

Las otras tres razas son originadas a partir de las cuatro principales: Trol de Bosque Oscuro (Nativos de Monte Hyjal), Trol de Arena (Habitantes de Zul’Farrak) y por último los Trol de Isla (solo se conoce a los Lanza Negra).

Cultura

Las Tribus

Como raza tribal son muchas las tribus existentes pero sólo unas cuantas las dominantes, hay una tribu principal por cada raza, y muchas más subyugadas por la misma. He aquí la clasificación:

Tribu Zandalar: progenitora de la raza trol. Encabezada por Rey Rastakhan.

trolls-bosqueTrol de Bosque:

  • Tribu Amani: Tribu más numerosa y líder del Imperio Amani. Encabezada por Zul’Jin.
  • Tribu Sañadiente
  • Tribu Vilrama
  • Tribu Rebanacabezas
  • Tribu Fustamusgo
  • Tribu Espinahumada
  • Tribu Secacorteza
  • Tribu Cañadaumbría

trolls-junglaTrol de Jungla

  • Tribu Gurubashi: Tribu más numerosa y líder del Imperio Gurubashi. Encabezada por el Señor Sangriento Mandokir.
  • Tribu Sangrapellejo
  • Tribu Machacacráneos
  • Tribu Lanzarota
  • Tribu Hakkari
  • Tribu Atal’ai: Adoradores extremistas de Hakkar.

Trol de Hielo

  • Tribu Drakkari: Tribu más numerosa y líder del Imperio Drakkari. Encabezada por el Rey Congelado Malakk
  • Tribu Melenahelada
  • Tribu Hachainvernal
  • Tribu Colmilloinvernal

Loas

La religión de los trol está ligada a los espíritus de los animales llamados loa. Cada tribu tiene los suyos propios pero todos adoran a los loa de su tribu principal. Los Cazadores de Sombra consiguen su poder a partir de la invocación de los loa que no se manifiestan físicamente pero sí les dan una serie de poder correspondiente al loa invocado. Muchos de estos espíritus han sido vistos por aventureros sobre todo en Rasganorte donde los trol de hielo empezaron a matarlos para conseguir su poder. Comúnmente se cree que los loa residen en el Sueño Esmeralda. Las principales tribus como ya se ha dicho tiene sus propios loa y en consecuencia tienen a un Sumo Sacerdote. He aquí la lista de cada uno.

  • Loas Zandalar
    • Zanza el Incansable
    • Gonk el Gran Cazador
  • Loas Amani
    • Ula-Tek, la Serpiente
    • Nalorakk, el Oso
    • Akil’zon, la Águila
    • Jan’alai, el Dracohalcón
    • Halazzi, el Lince
  • Loas Gurubashi
    • Hakkar, Dios de la Sangre
    • Shadra, la Araña
    • Shirvallah, el Tigre
    • Bethekk, la Pantera
    • Hir’ekk, el Murciélago
    • Hethiss, la Serpiente
  • Loas Drakkari
    • Sseratus, la Serpiente
    • Har’koa, el Leopardo de Nieve
    • Rhunok, el Oso Polar
    • Quetz’lun, la Serpiente Alada
    • Mam’toth, el Mamut
    • Akali, el Rinoceronte
  • Loas Lanza Negra
    • Bwonsamdi, protector de los caídos Lanza Negra

    Vudú

    vudu-trollAlgunos eruditos ven el vudú como un tipo de animismo, y en cierto grado la teoría es verdadera. La religión de los trol toma una inclinación decididamente oscura a las creencias chamanísticas de los orcos y tauren, aunque los trol tienen un sistema de creencias complejo que implica espíritus malignos y su efecto sobre el mundo, ningún erudito ha establecido qué es la verdad y qué es la creencia simplemente mucho tiempo sustentada. Los trol Lanza Negra vienen de una historia oscura y sanguinaria de sacrificio, canibalismo y magia negra. Ellos consideran a los espíritus como individuos, casi como criaturas vivas. Los espíritus son ávidos, hostiles y peligrosos. Los trol también creen que sus antepasados se quedan como espíritus celosos y requieren sacrificios de sangre para apaciguarlos. Los trol sacrifican y se comen a sus enemigos. Ellos llevan a cabo estas prácticas por dos motivos. Primero, ellos creen que el sacrificio de criaturas inteligentes apacigua espíritus malévolos. Segundo, ellos creen que después de la muerte, el espíritu de un enemigo puede atraer la desgracia sobre su asesino. Pero consumiendo la carne de sus enemigos, los trol creen que ellos también pueden consumir el espíritu del mismo, o al menos dañarlo bastante para dejarlo impotente.

    La influencia de los orcos atenúa las creencias espirituales de los trol Lanza Negra. Los trol apoyan de buen grado a Thrall y a la Horda, y ellos entienden que sus rituales destructivos ofenden a sus aliados. Bajo la tutela del Thrall, los trol Lanza Negra abanaron el sacrificio de criaturas inteligentes y lo cambiaron por sacrificios animales. Estos trol ya no se comen a sus enemigos, pero practican otros métodos de atrapar, herir o destruir los espíritus de los mismos. Estos métodos incluyen bendiciones de los médico brujos, la quema de corazones enemigos, secado de cadáveres y reducción de cabezas. Los médico brujos mantienen una posición importante en la sociedad trol. Los trol respetan a los médico brujos como los miembros de tribu más sabios y más poderosos, y les muestran cortesía y deferencia. Los trol son muy supersticiosos. Ven malos augurios por todas partes y confían en los médico brujos para interpretar y exorcizarlos. Los médico brujos gobiernan el éxito o el fracaso en las batallas casi más que los guerreros; los trol creen que un médico brujo que lee los augurios correctamente y conduce los rituales apropiados puede garantizar el éxito en cualquier esfuerzo. Hasta la participación de Thrall con los trol Lanza Negra, sólo el macho trol podía ser médico brujo. La hembra trol desde entonces ha visto la igualdad que otras mujeres de la Horda poseen y ansían su propia emancipación. A pesar de sus esfuerzos, pocos médico brujo femeninos existen, y los que intentan tomar el papel de médico brujo tribal encuentran mucha objeción y resistencia. Los trol llaman a las médico brujo hembra “zufli”, una corrupción del prefijo maestro de vudú “zul”. “Zufli” es un término despectivo y literalmente quiere decir “la pequeña bruja”, pero algunas hembras han tomado el título como una señal de orgullo.

    Los rituales de muerte trol solían implicar la mutilación ritual del cuerpo. Los trol creían que simulando el sacrificio de un cuerpo distraían a los espíritus malignos cercanos. Los espíritus, atraídos al fingido sacrificio, no se darían cuenta del nuevo espíritu entrando en su reino. Esto permitía al espíritu del fallecido pasar más fácilmente al otro mundo y encontrar un lugar para sí sin daño alguno. Ahora los trol evitan estos rituales porque la Horda los encuentra inquietantes y evocan asociaciones desagradables con la Plaga. Los trol no ven con buenos ojos la cremación, ya que creen que el cuerpo provee al espíritu de un lazo al mundo mortal, y destruirlo lo pondría a la deriva y confuso para la eternidad. Recientemente los trol se han aficionado a extraer los ojos de un cadáver, abriendo así la apertura de un camino en el cráneo donde, según ellos, reside el espíritu. A menudo un médico brujo sacrifica un animal cerca para distraer cualquier espíritu hambriento; si los plañideros no tienen tiempo para tal ritual, en su lugar podrían cortar sus brazos y dejar que la sangre sirviera para lograr la distracción necesaria. Para evitar la posibilidad de la no-muerte, los trol entierran los cuerpos de sus compañeros en sitios ocultos o por secciones (por lo general el cuerpo en un lugar y la cabeza en el otro).

    Vol’Jin miró a su espalda y vio el brasero apagado y el cálido sol saliendo del mar, en ese momento fue consciente del tiempo que había pasado. Miró preocupado hacia los jóvenes que tenía delante esperando ver a todos dormidos, pero tuvo una grata sorpresa, ninguno de ellos estaba dormido y no sólo eso, estaban en la misma posición que cuando empezó a hablar… Sonrío y con una voz débil y cansada se le oyó decir: “La eh’peranza no eh’tá perdi’a… Loh Lanza Negra peh’durarán”.

    Fuentes: Wowpedia, Wowhead

    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *