El Imperio Amani: Las guerras trolls y el ascenso y caída de Zul’jin

Mientras en el continente occidental de Kalimdor los Gurubashi jugaban con antiguos poderes e invocaban a un antiguo dios, en el nuevo continente oriental, actualmente conocido como los reinos del este, se iniciaba una de las guerras más largas y cruentas de la historia de Azeroth, las conocidas como guerras trol.

Poco después del primer gran cataclismo, los elfos de la noche se encontraban con un dilema, el uso de la magia arcana había llamado la atención de la Legión y propiciado la ruptura de su hermosa tierra, pero sin embargo, había un nutrido número de elfos que eran incapaces de desvincularse por completo de las energías arcanas. Para evitar un conflicto en su nueva tierra, los elfos que aún así querían usar las energías arcanas decidieron exiliarse al oeste, y partieron en busca de su nueva tierra. Este grupo de elfos perdió el color violeta característico de los elfos de la noche y adquirieron una tonalidad más pálida, y se hicieron llamas Quel’Dorei, o altos elfos. Cuando llegaron a su nueva tierra, tuvieron encuentros con sus habitantes foráneos, los humanos y los trol amani. Los encuentros con los humanos fueron fructíferos para ambas facciones, pero sin embargo, los trol no mostraban más que hostilidad para sus nuevos vecinos, ya que los Quel’Dorei habían creado su nueva capital, Quel’Thalas en tierras que eran sagradas para los trol de bosque locales, lo que les granjeó una enemistad eterna.

Por aquel entonces, los humanos acababan de despertar en el mundo, eran una sociedad tribal y sin líder, lo que les convirtió en un blanco fácil para los violentos trol, pero un grupo de humanos se unieron y fundaron el primero reino humano de Arathor. Ante el acoso por parte de los trol a ambas facciones, se creó la primera alianza entre altos elfos y humanos, ya que éstos últimos vieron cómo los primeros esgrimían un poder que excedía sus conocimientos y se mostraba útil para luchar contra los fieros trol, capaces de regenerarse de las heridas más brutales que eran capaces de infligir los humanos con sus armas.

Las guerras trol se sucedieron, y acabaron con la derrota de los trol, que no pudieron hacer nada frente a la coalición de altos elfos y humanos, ambos ahora iniciados en los principios arcanos, que eran completamente desconocidos para los pieles verdes. El poder de los trol había sido destruido, y su población diezmada, el último imperio trol se quedó en ruinas.

En este momento, los trol Gurubashi habían sufrido la más cruenta de las guerras civiles, los Drakkari del norte estaban intentando aclimatarse a las inclemencias del frío del norte, y los Amani habían sido diezmados, a partir de este momento, los trol nunca serían capaces de recuperar su poder, hasta que, durante el trascurso de la segunda guerra, aproximadamente 2.800 años después de la derrota en las guerras trol, apareció la figura de Zul’Jin, jefe de guerra de los trol de bosque Amani, que juntó los dispersos fragmentos del antiguamente poderoso imperio Amani, y se proclamó jefe de la tribu Amani.

Zul’Jin fue el líder trol capaz de devolver parte de la antigua grandeza trol a los dispersos Amani, y los devolvió a su antigua capital, Zul’Aman, al sur de Quel’Thalas. Bajo su liderazgo se sucedieron los saqueos a la capital de los altos elfos. Por aquel entonces, los orcos habían empezado a suponer una amenaza para el resto de razas de los reinos del este, y su líder, Orgrim Martillo Maldito (mentor de Thrall), al ser consciente del poder del líder de los Amani, le pidió que formara parte de la Horda, oferta que Zul’Jini rechazó, pero, al ver cómo su odiado enemigo, los altos elfos, se aliaban con los humanos para acabar con los orcos, supuso que su siguiente objetivo sería su próxima capital, Zul’Aman, y aceptó en formar parte de la primera Horda.

La guerra se sucedía, y la alianza entre trol y orcos causó estragos en los reinos del este, sin embargo, Zul’Jin montó en cólera con Orgrim cuando éste último, en lugar de atacar la capital de los enemigos de los trol, se centró en atacar la capital humana de Lordaeron, éste acto provocó la ira de Zul’Jin, y propició que los trol abandonaran la Horda, y permanecieran en el norte asesinando elfos.

La guerra acabó, y la Horda fue derrotada, fue en este momento cuando Zul’Jin desapareció, originariamente se pensaba que había muerto bajo las flechas de las forestales de los altos elfos, y los trol volvieron a Zul’Aman sin un líder capaz de volver a unirlos, dispersos de nuevo.

En realidad, Zul’Jin fue capturado por los altos elfos, y éstos lo torturaron en su capital Quel’Thalas durante semanas hasta que finalmente éste perdió su ojo. En un descuido de sus captores, debido a una escaramuza de los trol de bosque, Zul’Jin vio la oportunidad de escapar arrancándose su propio brazo con los restos de una lanza. En ese momento volvió a Zul’Aman, y descubrió la traición de la Horda al haber aceptado entre sus filas a sus enemigos mortales, los altos elfos. Éste hecho supuso la ruptura total de los trol Amani con la nueva Horda de Thrall, y desde entonces, Zul’Jin aguardó en Zul’Aman, recuperando la antigua fuerza de los trol gracias a los rituales del médico brujo Malacrass, reclutando un ejército para acabar con los traidores miembros de la Horda, y cualquier otro enemigo que se pusiera en su camino.

Zul’Jin fue finalmente derrotado por un grupo de aventureros. No obstante, una nueva fuerza parece tomar el control de la ancestral capital de los trols: La Tribu Zandalar. Vol’jin, líder de los Lanza Negra está reclutando gente para rechazar a los Zandalar y aceptará cualquier tipo de ayuda – sin importar si viene de la Horda o la Alianza.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.