Se desvela la forma de N’Zoth, el Dios antiguo

Se desvela la forma de N'Zoth, el Dios antiguo
¡Aloha! N’Zoth, el Dios antiguo, se acaba de mostrar para la nueva expansión de Hearthstone. Os mostramos toda la información e imágenes de este peligroso y ultimo Dios antiguo.

Se desvela la forma de N’Zoth, el Dios antiguo

Recuerdas?

En la ciudad hundida, que establece un sueño.
El ahogado el corazón de Dios es el hielo negro.
En el fondo del océano hasta la luz debe morir.
En la tierra de Ny’alotha sólo existe el sueño.
Ny’alotha es una ciudad de la antigüedad, los terribles crímenes, sin numerar.
En la ciudad dormida de Ny’alotha a sólo locos.

Por fin el universo de Warcraft y Hearthstone podrá dejarse de preguntar por la apariencia fisica del poderoso Dios antiguo N’zoth, presentada en forma de carta para la nueva expasión de Hearthstone!

El primer retrato de N’zoth aparece en las portadas oficiales de Facebook y Twitter. Posteriormente, el jefe de diseño artístico Tyson Murphy tuiteó la versión completa de esta obra de arte. La carta de “N’zoth el corruptor” fue revelada anteriormente en una entrada del blog oficial.

Como ya hemos dicho, esta es la primera aparición oficial de N’zoth ya que, a diferencia de algunos dioses antiguos, no lo hemos encontrado todavía en World of Warcraft. Se asemeja a un colosal ente, como un gran Kraken y parece estar bajo el mar. Es curioso que aparezca por primera vez en Hearthstone antes que en el Wow.

Nzothbig

En lugar de introducir una nueva habilidad, como C’thun, N’zoth utiliza Último aliento. La parte negativa de N’zoth es la gran cantidad de cartas con Último aliento venidas de la expansión La Maldición de Naxxramas aunque esta siendo retirada del formato estándar. Por supuesto, no olvidemos que hay nuevas cartas con Último aliento como el tentáculo de N’zoth, Tauren corrompido, Sanabot corrompido o Acaparador corrompido.

¿¿Quién o qué es N’zoth??

Voy a por la manta, la mecedora, la boina y la pipa de agua. Toca remontarse mucho tiempo atrás, concretamente unos diez mil años a la capital de los antiguos Altonatos, Zin-Azshari: el desastre del Pozo de la Eternidad.

Bajo las órdenes de la reina elfa de la noche Azshara, abren por primera vez un portal hacia el Vacío Abisal e “invitaron” a la Legión Ardiente a invadir Azeroth. A consecuencia de esto, el Pozo de la eternidad estalla y Azeroth se desquebraja creando el mapa que actualmente conocemos.I8KUXKPZSP3R1458754832347

Los pocos Altonatos que consiguieron sobrevivir huyeron de su capital nadando a otras tierras desesperadamente. En cambio, Azshara y sus seguidores Altonatos protegieron la ciudad con barreras mágicas mientras la ciudad se hundía en las profundidades del mar.

Azshara sabía de sobra que esas barreras no aguantarían eternamente. Cuando las barreras estaban a punto de derrumbarse y todos los Altonatos, incluida ella, estaban a punto de morir ahogados, algo inesperado ocurrió: Azshara empezó escuchar voces en su mente, promesas de poder, venganza y supervivencia para su gente, promesas de poder recuperar la grandeza que habían perdido pero que a cambio debían sacrificar su humanidad para mostrar lealtad. Azshara y sus devotos aceptaron las promesas y eliminaron las barreras de la ciudad, dejando que el agua ahogase la ciudad.

Desde ese día aquellos Altonatos ya no tuvieron problemas en vivir debajo del agua, pues al aceptar las promesas del misterioso ente, sus cuerpos habían mutado y se habían convertido en lo que nosotros conocemos como Nagas. Se mantuvieron en las profundidades durante casi diez mil años, creando una gran ciudad submarina.

Según información extraída de los libros y escenas del juego, sugiere que la presencia física de N’zoth esta dispersa entre las partes del viejo Pozo de la eternidad, bajo las aguas que alimentan Nordrassil, cerca del viejo templo de Azhara próximo a la Vorágine y Tirisfal; a su vez conectado con el Sueño Esmeralda en la ubicación original del Pozo de la eternidad.

N’zoth se nos presenta como el más poderoso de los dioses antiguos, más incluso que C’thun y Yogg Saron. También es el único que queda de los Dioses antiguos en World of Warcraft. Sobre N’zoth conocemos cuatro grandes eventos catastróficos:

  1. La corrupción del Dragón Negro, Neltharion, ahora conocido como Alamuerte.
  2. La creación del Sueño Esmeralda.
  3. La creación de la raza Naga.
  4. La posible participación en los acontecimientos del Cataclismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *