Desierto del Pavor

Dos de las zonas de Pandaria se encuentran más allá del Espinazo del Dragón, donde pocos pandaren que se atreven a aventurarse. Una de estas regiones es el terrorífico Desierto del Pavor, hogar de una sofisticada raza insectoide conocida como los mántides. ¿Por qué son los mántides tan aterradores para los pandaren, y qué pasará a continuación? Para averiguarlo hablamos con Don Adams, ayudante de diseño de misiones.

Mantid

Sha

P: ¿Qué está pasando en el Desierto del Pavor?

R: El Desierto del Pavor es la tierra natal de los mántides. Desde aquí, la gran emperatriz Shek’zeer comanda un enjambre de mántides aparentemente interminable que se lanza contra el Espinazo del Dragón y a punto está de arrollar a los defensores shadopan. Históricamente, los mántides han formado enjambres a intervalos regulares y previsibles, pero este se ha producido con unos diez años de antelación y ha pillado desprevenidos a los pandaren. No es que la emperatriz se esté volviendo más estratégica; sucede que su sociedad en conjunto se encuentra en un momento de convulsión.

Shek’zeer ha sucumbido al Sha del miedo y, poseída por este, está llevando a su imperio al borde del abismo. Siguiendo las órdenes de Shek’zeer, los mántides se abandonan al sha, y se dejan corromper y corrompen intencionadamente sus árboles sagrados y todo su ecosistema. Un miedo irracional ha puesto a la Emperatriz en pie de guerra, una guerra que está desgarrando su civilización.

Los mántides, no obstante, no poseen una conciencia colectiva. Su raza es antigua, muy avanzada y muy estructurada. Un consejo de ancianos mántides conocidos como los Klaxxi son los administradores de la historia y la cultura de los mántides; y les mueven objetivos mucho más a largo plazo que los de la Emperatriz. Sin desvelar demasiado la trama, diré que los Klaxxi son básicamente los custodios del verdadero origen y razón de ser de los mántides. Han comprendido que la Emperatriz ha perdido la razón y que invadir toda Pandaria no servirá de mucho si con ello entregan su civilización al sha. La mayor parte de la zona se centra en este conflicto entre el enjambre mántide y los Klaxxi, poniendo de manifiesto la terrible magnitud de un enjambre en su máxima intensidad y las consecuencias de no poner freno a la corrupción del sha.

También tenemos historias secundarias centradas en unos cuantos pandaren especialmente resistentes que se han aventurado en el Desierto del Pavor. La familia Cerveza de Trueno ha venido a plantar cara a los mántides en su propio terreno, y se han unido a un grupo de cerveceros especializados en elaborar cerveza con la savia de los árboles kypari de la zona. Mientras, la tripulación de un barco pesquero naufragado se ha establecido en la costa sureste y está cosechando los beneficios de ser los únicos pescadores de más allá de la muralla.

P: ¿Cómo se desarrolla la historia? ¿Qué facciones encontrarán los jugadores?

R: Esta zona gira en torno a Los Klaxxi, que es una potente facción que ofrece recompensas de nivel 90. El transcurso de las misiones está pensado de forma que combine la progresión de misiones de “subida de nivel” y tareas diarias de cara a la reputación, de modo que comenzaréis a trabajar con Los Klaxxi y a ganar reputación casi inmediatamente después de poner un pie en la zona. Vuestra progresión mediante las misiones excepcionales reporta beneficios directos a la experiencia diaria, y vuestra progresión hacia niveles de reputación más elevados mediante las diarias posibilitará a su vez más misiones excepcionales.

¿Qué harán los jugadores para ayudar a Los Klaxxi? Aunque estos son sabios y poderosos, no son muchos. No cuentan con un ejército, pero tienen acceso a los dechados: campeones mántides de épocas pasadas que fueron conservados en ámbar en el apogeo de su fuerza y enterrados por todo el Desierto del Pavor. Algunos son maestros de guerra, otros ingeniosos alquimistas o maestros asesinos. Estos tipos son la mejor baza de Los Klaxxi.

Cuando lleguéis al Desierto del Pavor por primera vez os encontraréis con uno de estos dechados. Tras despertarlo, os presentará al consejo y estos os permitirán seguir reanimando dechados para que los ayudéis a incrementar sus fuerzas. Estos dechados se convierten en vuestros asignadores de misiones diarias, por lo que a medida que los despertéis iréis desbloqueando nuevas diarias. También os otorgan beneficios que os permiten hacer cosas como controlar mentalmente a los enemigos o realizar saltos dobles mientras estéis en el Desierto del Pavor.

P: ¿Cuáles son algunos de tus sitios favoritos de la zona?

R: Mi consejo a quien entre por primera vez en el Desierto del Pavor es que mire hacia arriba. El cielo vibra con energía sha, es sobrecogedor y casi hipnótico: consigue sumergirnos en el tema que rige todo este lugar, que es la radiación sha.

En el extremo norte de la zona se halla el Jardín de la Cebada Crepuscular, donde los maestros de savia fabrican cerveza con savia de kypari. Me encanta el aspecto de esta zona, con todo el equipo de elaboración de cerveza y la extracción de savia.

Dicha savia (o ámbar) es fundamental para el modo de vida de los mántides, así que también encontraréis impresionantes aposentos mántides debajo de algunos de los árboles más grandes, donde se acumula la savia en extensas pozas doradas. Me viene a la cabeza el Invernadero Ámbar, pero hay varios más, incluidos algunos que se encuentran debajo del mismísimo Corazón del Miedo.

El Corazón del Miedo es, cómo no, el palacio mántide y la residencia de la gran emperatriz Shek’zeer. Hay abundantes misiones en las inmediaciones del palacio, pero necesitaréis una banda si queréis entrar y desafiar a la Emperatriz en persona. Desde el palacio y hasta el Espinazo del Dragón se extienden dos grandes marcas causadas por el constante avance del enjambre mántide. A lo largo de estas marcas veréis también algunos de los árboles kypari completamente cubiertos por el sha, con obreros mántides recolectando su ámbar corrupto y dándoselo de comer a sus guerreros o usándolo para acelerar el desarrollo de sus huevos.

Es una tierra tétrica, además de peligrosa. Creo que captura a la perfección el ambiente opresivo que uno espera de la zona final de una expansión.

¿Qué será lo próximo de Pandaria? Nos queda una última zona por visitar: el Valle de la Flor Eterna, resplandeciente corazón del continente y escenario de semanas de aventuras de nivel 90.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.