Battle for Azeroth: Guía del visitante del Estrecho de Tiragarde


¡Aloha! El hogar ancestral de los Valiente, situado en el subcontinente de Kul Tiras y enclavado entre el mar y las grandes cordilleras montañosas del norte y el sur, es una tierra repleta de oportunidades. Uníos a nosotros en este recorrido por el Estrecho de Tiragarde y la capital, Boralus.

Battle for Azeroth: Guía del visitante del Estrecho de Tiragarde

El hogar ancestral de los Valiente, situado en el subcontinente de Kul Tiras y enclavado entre el mar y las grandes cordilleras montañosas del norte y el sur, es una tierra repleta de oportunidades… si sabéis dónde buscarlas. Uníos a nosotros en este recorrido por el Estrecho de Tiragarde y la capital, Boralus.


La región del Estrecho de Tiragarde es el corazón de Kul Tiras. Estas tierras, divididas prácticamente en dos por su capital, Boralus, están colmadas de fauna en las colinas y montañas al norte y al sur, y sus habitantes recogen los frutos de los océanos al sur, al este y al oeste. Se trata de un reino poblado por gente que está en contacto tanto con la tierra como con el mar.

Bienvenidos al Estrecho de Tiragarde.

Si teníais cualquier esperanza de disfrutar de un recibimiento caluroso en el Estrecho de Tiragarde, esta se desvanecerá nada más llegar. La brecha entre la Alianza y el pueblo de Kul Tiras es profunda: una herida infligida por los trágicos sucesos que culminaron con la muerte de Daelin Valiente. Vuestra misión diplomática comenzará en aguas políticas revueltas, y la travesía hacia la redención será larga.

El corazón de Kul Tiras está desgarrado por disputas internas y corrupción. Las bandas criminales causan estragos mientras los líderes nobles de la región se enzarzan en una lucha por el poder y la influencia. Os hará falta mucha determinación para llegar al fondo de todo lo que está ocurriendo y restaurar el glorioso legado de los Valiente. El futuro de la Alianza depende de ello.

Boralus es una ciudad que se debe al mar. Sus ásperos tablones de madera recubren una maraña de pasarelas, terrazas y escaleras. Las azoteas y los toldos desgastados por el mar adornan los edificios, mientras que el color ámbar de las ventanas iluminadas y los faroles de las pasarelas confieren tonalidades cálidas al ambiente. Las calles pedregosas y las coloridas banderas náuticas crean un contraste con las construcciones de ladrillo y madera erosionadas por la acción del mar, lo que crea una atmósfera acogedora a pesar del frío procedente de las aguas cercanas. Los graznidos de las gaviotas de Tiragarde inundan el aire mientras exploráis vuestro nuevo hogar lejos del hogar.

Unas esclusas reforzadas con hierro en el centro del Puerto de Boralus impiden el paso desde el mar hacia los canales internos del corazón de la ciudad, mientras que los cañones que las jalonan inspiran un efecto disuasorio a los ocupantes de cualquier navío que se aproxime con intenciones maliciosas. En el puerto se encuentran atracados galeones de gran tamaño, pero, a primera vista, estas embarcaciones no parecen ser las fuerzas navales que esperaba encontrar la Alianza en Kul Tiras.

Consejos de viaje: ¿Os abruman un poco vuestras responsabilidades con la Alianza? Tomaos un respiro para acariciar a alguno de los perros o gatos callejeros que os encontraréis y vuestro estrés se desvanecerá. Si no funciona, dirigíos a Puntagarfio para ver trabajar a los pescaderos.

En el Mercado Vientos Alisios del puerto, los visitantes encontrarán todo lo que necesitan para una estancia prolongada en Boralus. Los mercaderes arriban a este puerto desde todos los rincones de Azeroth para pregonar sus mercancías tras viajar por las rutas comerciales afianzadas entre este lugar, el poblado de Vaderia y las tierras fértiles del Valle Canto Tormenta. Entre las instalaciones de la zona se encuentran una posada; tres portales a Ventormenta, Forjaz y El Exodar; un barco a Ventormenta; instructores de profesión; un banco; vendedores; un mapa de expedición; y muchas más cosas. No olvidéis haceros con un billete de ferri para poder viajar también por mar.

Cuidado con dónde os metéis en esta extensa ciudad y con dónde acabáis. No todos sus habitantes son ciudadanos honrados y respetables, y es peligroso deambular por el barrio equivocado.

Más allá de la ciudad

Encontraréis muchas más haciendas y puertos que explorar por todo el Estrecho de Tiragarde. Pronto descubriréis que la situación entre los nobles se está tornando inestable y tendréis que averiguar cuál es el origen de todo.

Al noroeste de Boralus se hallan las verdes y ondulantes colinas de la Hacienda de Norwington, donde tendréis la ocasión de ahondar en la cultura de Kul Tiras, participar en un festival y disfrutar de una visita guiada. La cría de animales y la equitación son disciplinas fundamentales para el pueblo de Kul Tiras; muchos de ellos son expertos jinetes y halconeros.

Más al norte os encontraréis con los Bellacos, encargados de entrenar los grifos que emplean los habitantes de Kul Tiras. Necesitaréis ropajes de invierno si tenéis pensado marchar hacia el Glaciar Menguante y soportar los vientos gélidos que soplan por sus helados desfiladeros.

Aunque son famosos por su destreza naval, los habitantes del Estrecho de Tiragarde también son consumados cazadores, hasta el punto de atreverse a dar caza a los terroríficos monstruos que acechan en las profundidades del Mare Magnum. Los aficionados a la caza y la pesca deberán acercarse a la Residencia Kennings, al sur de Boralus, y también hay múltiples oportunidades para practicar la caza en unas tierras en las que los caballos mesteños del fiordo galopan en libertad. Este lugar ofrece algo que hacer a todo el mundo.

Precaución: piratas

No encontraréis una acumulación mayor de escoria y villanía que en Fuerte Libre, situado más al sur. Está infestado de piratas, bribones y todo aquel que quiere vivir libre del control de Kul Tiras. Estos canallas suponen una creciente amenaza para las familias gobernantes de la región, y alguien debería encargarse de ponerlos en su sitio antes de que sea demasiado tarde.

* En Kul Tiras hay tres nuevas mazmorras: Fuerte Libre, Tol Dagor y Asedio de Boralus.

Fuerte Libre

Tradicionalmente, Fuerte Libre ha sido un refugio de piratas, bribones y gente que desea vivir libre del control de Kul Tiras. Ahora, los Asaltantes Marea de Hierro han sometido a la ciudad a su duro yugo y han forzado a las diversas bandas de piratas a actuar bajo su estandarte. Mientras los piratas se reúnen, un reducido grupo de héroes debe infiltrarse en el pueblo y eliminar a los líderes para disolver esta alianza de canallas en auge.

Dificultades: Normal, heroica y mítica
Nivel: Alianza* 110 o superior (una de las cuatro mazmorras de subida de nivel)
* Disponible en el nivel 120 para la Alianza y la Horda

Capitán de los cielos Kragg: El capitán de los cielos Kragg y su leal montura Cazatiburones son los guardianes de Fuerte Libre y patrullan los cielos sin descanso en busca de intrusos. Al menos, eso es lo que se supone que hacen. Sin embargo, a menudo se les puede encontrar durmiendo en su nido o lanzando guano sobre víctimas desprevenidas.

Consejo de capitanes: Los capitanes Raoul, Eudora y Jolly se encuentran en Fuerte Libre para beber y parlamentar. Lideran a las tripulaciones de Camorristas Dientenegro, Ratas de Pantoque y Corsarios Aguacortada, reunidas bajo el estandarte de la Marea de Hierro por Harlan Sweete.

Círculo del Botín: Existe un torneo en Fuerte Libre en el que los bandidos más fieros de todo el mundo ponen a prueba su fuerza. Esta galería de bellacos está formada por una extraña variedad de contendientes, pero ninguno es tan aterrador como el actual campeón, el Atizatiburones. Son muchos los aspirantes que han medido sus fuerzas con las de este poderoso púgil, pero todos ellos han acabado convertidos en carnaza.

Harlan Sweete: Harlan Sweete es el líder de los Asaltantes Marea de Hierro. A su vasta riqueza solo la supera su maldad. Actualmente lo financia Lady Gobernalle y se le ha ordenado unir a las tripulaciones piratas a cualquier precio.

Tol Dagor

Tol Dagor, antaño una prisión muy bien mantenida, fue adquirida por la Compañía Comercial Gobernalle, quien se encarga de gestionarla en la actualidad. Ahora hace las veces de confinamiento indefinido para cualquiera que ose oponerse a sus planes.

Dificultades: Normal, heroica y mítica
Nivel: Alianza* 115 o superior (una de las cuatro mazmorras de subida de nivel)
* Disponible en el nivel 120 para la Alianza y la Horda

Reina de las arenas: No se sabe mucho acerca de la monstruosidad que vive en las arenas que rodean la prisión. Ningún prisionero ha sobrevivido a ningún intento de fuga; los guardias no encuentran más que ropa y huesos.

Jes Howlis: Jes Howlis, un despiadado pirata de dudosa lealtad, fue capturado y encerrado bajo llave. Tras quedar libre gracias a un motín, se ha convertido en el líder de facto del grupo que controla los niveles inferiores de la prisión.

Capitana caballero Valyri: La capitana caballero Valyri supervisa las municiones explosivas en el Arsenal de los Gobernalle. Por desgracia para sus subordinados, su obsesión con el fuego no crea las condiciones laborales más propicias.

Sobrestante Korgus: El sobrestante Korgus es el guardián de Tol Dagor y supervisa la imponente isla prisión. Es famoso por su afición a la azerita. Incluso imbuye de ella sus balas y las prueba con sus prisioneros.

 

Asedio de Boralus

Lady Gobernalle ha desatado su ira contra las debilitadas defensas de la capital. Mientras Boralus arde, un reducido grupo de héroes debe sofocar el creciente caos y poner fin al plan de Gobernalle para dominar la región.

Dificultad: Mítica
Nivel: 120* (requiere armonización)
* Disponible para la Alianza y la Horda

Cortador Ganchorrojo: La brutalidad de Cortador Ganchorrojo es temida en todo Kul Tiras. Apoyado por las fuerzas Marea de Hierro, Cortador campa a sus anchas por Boralus, sembrando el caos por las calles.

Capitana aterradora Lockwood: La capitana aterradora Lockwood dirige una hueste de artillería de azerita. Actualmente, sus cañones se adiestran en el palacio y amenazan con reducir a cenizas el centro de poder de la casa Valiente a menos que se rindan.

Hadal Brazasombría: Hadal Brazasombría es un gigante de mar antiguo que fue invocado de las profundidades para desatar su furia sobre Boralus. Gracias a su fuerza desmesurada, aplasta edificios, estatuas y civiles por igual.

Viq’Goth: Viq’Goth fue invocado de las profundidades por lady Gobernalle y ha destruido el puerto. Es un leviatán capaz de arrastrar galeones enteros al fondo marino y hay que acabar con él antes de que destruya toda la flota de Kul Tiras.

Hay mucho que vivir en el Estrecho de Tiragarde, y en sus colinas y valles os aguardan peligros inefables. En el interior, las montañas y los bosques son cotos de caza inmejorables. Un extenso literal rodea el estrecho por el sur, el oeste y el este, donde los más valientes pueden pescar, navegar, nadar y buscar tesoros. Eso sí, no olvidéis llevar tapones para los oídos para evitar el canto de las sirenas de la costa meridional.

Cuando creáis estar preparados para aventuraros fuera del Estrecho de Tiragarde, al norte os esperan las ondulantes colinas y montañas del Valle Canto Tormenta, mientras que al oeste hallaréis las estigias lomas y cordilleras de Drustvar. La oportunidad de ganaros el favor de los ciudadanos de Kul Tiras está a vuestro alcance.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Desarrollador de aplicaciones informáticas y administrador de redes. Amante de los bonsais, la música metal, vampiro nocturno profesional, acechador de chocobollos y adicto al té. Reliquia del wow desde inicios del 2004

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.