Frentes de guerra: ¿podréis superar el reto?


Hola de nuevo chic@s. Se acercan los Frentes de guerra. Estáis preparados?

Frentes de guerra: ¿podréis superar el reto?

Fuente: Blizzard

¿Estáis preparados para la Batalla por Stromgarde? Este nuevo frente de guerra es un tira y afloja por el control de un emplazamiento clave para la guerra entre la Horda y la Alianza.

¿Qué son los frentes de guerra?

Los frentes de guerra representan batallas a gran escala en las que los miembros de cada facción se disputan el control de un emplazamiento vital para la guerra entre la Horda y la Alianza.

En este modo, basado en los orígenes de Warcraft (la estrategia en tiempo real), os metéis en la piel de un oficial que lidera el asalto en una inmensa batalla. Junto con otros 19 jugadores aliados, crearéis un puesto de avanzada, acumularéis recursos, organizaréis líneas de abastecimiento y entrenaréis a las tropas para que os ayuden a avanzar contra un bastión enemigo. A diferencia de Warcraft III, en este conflicto no estaréis al mando desde una perspectiva cenital, sino que participaréis de forma directa, en la vanguardia de una experiencia JcE de 20 jugadores a gran escala.

En cuanto vuestra facción controle el frente de guerra de Stromgarde, podréis cosechar los frutos: el acceso a un abanico de nuevo contenido de exteriores para vuestra facción en la zona cercana de las Tierras Altas de Arathi.


 

Michael Bybee, productor sénior, y Andrew Chambers, diseñador sénior de juego, nos ofrecen un resumen de los frentes de guerra.

El principio de todo

Las Tierras Altas de Arathi comienzan en manos de la Alianza, mientras que la Horda debe prepararse para asaltar Stromgarde y recuperar Arathi. Sin embargo, antes de poder lanzar el ataque, todos los miembros de la Horda de la región de juego (por ejemplo, América) tendrán que reunirse y aportar suministros de guerra para abastecer a su ejército.

Mientras la Horda prepara su ofensiva durante la fase de contribución, la Alianza podrá acceder a una serie de nuevas misiones en las Tierras Altas de Arathi, además de a un nuevo jefe de mundo especial: el Aullido de Fatalidad.

Mientras vuestra facción controle Tierras Altas de Arathi, podréis enfrentaros a un nuevo jefe de mundo. La Alianza tendrá que derrotar al Aullido de Fatalidad, mientras que la Horda tendrá que abatir al Rugido del León: dos temibles maravillas de la ingeniería creadas para dominar el campo de batalla.

Una vez que los jugadores de la Horda de vuestra región hayan aportado suficientes contribuciones, se desbloqueará el frente de guerra Batalla por Stromgarde, y los miembros de la Horda podrán ponerse en cola. Esta cola permanece abierta durante un tiempo predeterminado para que los jugadores dispongan del tiempo suficiente para completar el frente de guerra cuando puedan. Mientras tanto, los jugadores de la Alianza podrán seguir completando misiones en las Tierras Altas de Arathi.

Una vez completado el ataque de la Horda al frente de guerra, la cola se cerrará, y la Horda se hará con el control de las Tierras Altas de Arathi y de todos los beneficios que reportan. En ese momento, la Alianza iniciará su propia fase de contribución de recursos, y el ciclo de la guerra se restablecerá.

Para comprobar quién tiene el control de las Tierras Altas de Arathi, visitad la mesa de guerra en el Puerto de Boralus (Alianza) o el Puerto de Zandalar (Horda).

El ciclo comienza esta semana en cada región con la Horda en la fase de contribución de recursos. Los jugadores tendrán que dirigirse al Puerto de Zuldazar para realizar sus aportaciones y podrán ver el progreso de su facción en el mapa. Cuando se alcanza el 100 %, los jugadores de la Horda podrán hacer cola para participar en la batalla del frente de guerra.

Hay muchas formas de contribuir: diferentes misiones, profesiones como pesca, herboristería, alquimia, minería y herrería, o incluso con una donación de oro que tengáis a mano. Cada aportación cuenta a la hora de prepararse para luchar contra la facción rival.

Por vuestros esfuerzos, obtendréis poder de azerita y reputación con los Defensores del Honor o la Séptima Legión.

Cómo afrontar el primer frente de guerra

Cuando vuestra facción obtenga acceso al frente de guerra, tendréis que poneros en cola en la mesa de guerra del Puerto de Boralus (Alianza) o el Puerto de Zandalar (Horda), donde os uniréis a otros 19 jugadores para comenzar la Batalla por Stromgarde.

Lo primero será reunir recursos de hierro y madera para levantar vuestra base de operaciones y mejorarla. Algunos de los edificios que podréis crear son:

  • Gran sala: Esta «base» obligatoria es la primera estructura que tendréis que construir antes de empezar a avanzar por el mapa. Se necesita para crear otros edificios.
    • Mejoras disponibles: Bastión, fortaleza.
  • Cuartel: Este edificio producirá diversas tropas que os acompañarán al campo de batalla como unidades personales.
  • Arsenal: Este edificio os permitirá mejorar las armas y la armadura de las unidades producidas en el cuartel.
  • Altar de las tormentas: Este edificio concede poderosos beneficios a los jugadores (por un precio).
  • Taller: Aquí podréis producir potentes vehículos de asedio para destruir las puertas enemigas.

Al igual que en los juegos RTS de Warcraft, tendréis que equilibrar vuestra estrategia de equipo y centraros en coordinar los ataques contra importantes puntos de interés por todo el mapa para maximizar vuestras posibilidades de éxito.

Conquista de puntos de interés

Además de construir, reclutar tropas y crear armas de asedio, tendréis que avanzar por el mapa y tomar el control de varios puntos de interés. Como agresores, os tocará derrotar al oficial al mando de una base y capturar su bandera. No obstante, vuestros oponentes no tendrán que hacer lo mismo, así que, si permitís que se afiancen o que arrasen con la base que acabáis de tomar, os la arrebatarán.

Estos puntos de interés aportan nuevos desafíos interesantes, acceso a tropas nuevas y, a veces, algunas bonificaciones adicionales para vuestra base o vuestras unidades.

Camino a la victoria

Si participáis en el frente de guerra con el bando de la Horda, tendréis que abriros camino por el mapa, apuntalar vuestras defensas, crear tropas y derrotar al enemigo de camino a vuestro objetivo final: el Castillo de Stromgarde.

Si intervenís en el frente de guerra por parte de la Alianza, tendréis que volver a estableceros en Stromgarde y marchar hacia el bastión de la Horda: Ar’gorok.

No os resultará fácil abriros paso entre las huestes enemigas, derribar las puertas de estos bastiones y enfrentaros al jefe final que aguarda en su interior: nunca se sabe quién podría estar esperándoos.

El botín de los vencedores

Hay un montón de botín en el frente de guerra, tanto para los coleccionistas de mascotas, monturas o juguetes como para quienes quieren potenciar su azerita y sus recursos bélicos. Además, tendréis la ocasión de añadir nuevos tintes de conjuntos de transfiguración a vuestra colección.

 



Jugadora empedernida de World of Warcraft. Autodidacta. Siempre embarcada en nuevas aventuras, sobre todo si tienen que ver con el mundo Gamer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.