800px-Outland_Orc_Base

Los Orcos de piel verde son unas de las razas más prolíficas de Azeroth. Nacidos en el mundo de Draenor, los orcos llegaron a Azeroth a través del portal dimensional conocidos como El Portal Oscuro, comenzando una guerra contra los Humanos, influenciados por la Legión Ardiente.

Los orcos crearon una noble y chamanistica sociedad en Draenor. Trágicamente, los orgullosos clanes orcos fueron corrompidos por la Legión Ardiente y usados como peones en la invasión de la legión a Azeroth. Sin emabrgo los orcos se rebelaron y al final consiguieron ayudar a pagar con la misma moneda a sus antiguos maestros.

Liderados por el joven jefe de guerra zagal los orcos han recuperado su fuerza y honor. Los orcos se mudaron de los reinos del este hacia Kalimdor y allí se fundó la nación del Durotar.

Ahora los orcos no están dispuestos a luchar por la causa de la conquista sino por su propio derecho de supervivencia en ese mundo adoptivo.

800px-Outland_Orc_BaseEn los albores

Los orcos de Draenor han vivido una sociedad chamanica y noble. Fueron nómadas habitaron en las frondosas praderas de Nagrand en su polvoriento planeta natal, Draenor, durante más de 5000 años. Ellos vivían en paz con los Draeneis y estaban en guerra con los ogros. La presencia de los draeneis alertaron a la Legión Ardiente. Después de investigar el mundo, el poderoso señor demoniaco Kil’jaeden engaño a un respetado chamán llamado Ner’zhul y lo puso al servicio de la Legión Ardiente. Ner’zhul y todos los orcos podrían recibir el poder necesario para conquistar nuevas y vastas tierras a cambio Kil’jaeden obtendría un ejército capaz de aplastar a los Draeneis. Para obtener este poder los orcos tendrían que beber la sangre de Mannoroth, el destructor, un poderoso señor del foso. Gromm Grito Infernal fue uno de los primeros en beber y le costó mucho convencer a los jefes de otros clanes a seguir su ejemplo. Esto les hizo adquirir la maldición de sangre.