Artefacto Pícaro Forajido. Hojas pérfidas – Alfa Legion

Muy buenas. Nos hemos pasado por el alfa de Legion para traeros las misiones iniciales del arma artefacto Pícaro Forajido, conocidas por las Hojas pérfidas. Os dejamos con un breve resumen y un vídeo de la aventura.

Consiguiendo las Hojas Pérfidas. Artefacto Pícaro Forajido

Hojas pérfidas

Poco después del Cataclismo, la almirante Eliza Hojasanguina descubrió un par de alfanjes ornamentados entre los restos de un naufragio hallado cerca de Bahía del Botín. Si bien se desconocían los orígenes de las hojas, la leyenda de su poder caló en el imaginario popular. No había rival a su altura en la lucha. Los rumores florecieron entre piratas y marineros, decían que las Hojas Pérfidas estaban malditas y que si no se las alimentaba constantemente de víctimas, se volverían contra su dueña.

Misiones iniciales

Nuestra misión comienza con un mensaje de Jorach Ravenholdt, debemos dirigirnos a la Cámara de las Sombras (sede de los pícaros). Una vez accedemos a la sala secreta nos encontraremos en una reunión en la que participan Garona Semiorco, Vanessa VanCleef, The Hood, el Almirante Tethys, Taoshi, Maestro Mathias Shaw, Jorach Ravenholdt y Valeera Sanguinar (casi nada).

Haremos un pacto de sangre para formar parte de éste selecto grupo y nos dirigiremos a Bahía del botín dónde zarparemos en un navío con el Almirante Tethys para buscar las Hojas Pérfidas.

Una vez hemos llegado a la Cala del hombre Muerto intentaremos “convencer” al capitán de “El Filo del Horizonte” que nos deje su navío. Después avanzaremos por la costa evitando minas terrestres y varios enemigos hasta llegar al Templo de las Mil Lunas. Derrotaremos a un gigante y accederemos al templo dónde nos esperan las Hojas Pérfidas.

Al llegar a la cámara de las Hojas pérfidas nos encontraremos con la Almirante Aterradora Eliza que se nos ha adelantado y se ha apoderado de las armas artefacto. Nos enfrentamos a ella y la derrotamos, arrebatándola así el artefacto Pícaro Forajido, las Hojas pérfidas. Después huiremos del templo rápidamente ya que se está derrumbando.

Al llegar a Dalaran nos encontraremos con el Archimago Khadgar tratando de acceder a nuestra sede por los recientes reportes de “actividades sospechosas”. Unos cuantos pícaros de la sede aparecerán frente a los magos y Khadgar entiende a la primera lo que sucede y decide hacer la vista gorda.

Una vez en la Cámara de las Sombras nos nombrarán el poseedor de las Hojas pérfidas. Vanessa VanCleef no está de acuerdo así que trata de matarnos. Una vez la derrotamos se convertirá en nuestra primera seguidora para nuestra orden. Acto seguido nos dirigimos a la cámara donde mejorar nuestro artefacto (nos toca amenazar al goblin de la cámara del tesoro para poder utilizar el altar). Una vez mejoradas nuestras Hojas Pérfidas concluimos nuestra aventura.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *