Artefacto Sacerdote Sombras – Xal’atath, Daga del Imperio Negro – Alfa Legion

Ouuuh Yeahhh! Conseguimos el Artefacto Sacerdote Sombras, Xal’atath, Daga del Imperio Negro. Atención, este vídeo contiene grandes Spoilers de la historia, si no quieres enterarte antes de tiempo, no lo veas.

Artefacto Sacerdote Sombras

Esta daga aterradora se fabricó hace eones de la garra de un dios antiguo, y los sacerdotes oscuros la usaban en sacrificios durante el apogeo del Imperio Negro. Tras la caída de los dioses antiguos, Xal’atath fue escondida. A lo largo de la historia ha ido reapareciendo de vez en cuando, asociada inevitablemente a algún desastre o ritual horripilante. La hoja tiene voluntad propia: utiliza poderosas energías del Vacío y magia mental con el fin de distorsionarlo todo a su alrededor con algún propósito perverso.

Misiones Iniciales

Según aparecemos por Dalaran encontraremos una Sacerdotisa que nos persigue por donde quiera que vayamos demandando nuestra atención, tiene una misión para nosotros. Debemos ir a los Claros de Tirisfal y descubrir el secreto que esconde allí.

A nuestra llegada nos aguarda ¡nada más y nada menos! que Calia Menetheil, al hablar con ella aparece ¡nada más y nada menos! que Alonsus Faol!! Este nos dice que ha tenido que salir de las sombras por la llegada de la Legion ardiente y esta reuniendo sacerdotes para que, juntos, nos enfrentemos a ella. Alguien debe ponerse al frente de esta confesión y claro como no, nos asignan esa tarea, ya que tenemos cara de ser grandes héroes 😉 A cambio eso sí, nos dará acceso a un artefacto de poder lengendario.

Nos dirigimos al lugar señanalado de los Claros de Tirisfal comenzamos una gesta de 7 fases, deberemos ir acabando con todos los demonios demás servidores de la Legion Ardiente que se crucen en nuestro camino para conseguir la Daga Xal’atath. Bajo los Claros de Tirisfal encontramos un aliado, Martillo de Escoria, un enviado de Moira Taurisan, él nos acompañará y guiará en nuestra misión en la tumba de Tyr. Bajo ella el Diácono de las sombras ha comenzado un ritual para resucitar a Zakajz, debemos impedirlo. Conseguimos llegar hasta él y derrotarlo, Xal’atath le ha dado la espalda y nos lo ha puesto fácil 😉 sin embargo se ofrece a venir con nosotros, menos mal…

Antes de abandonar el lugar, consumimos la energía de Zakajz, para evitar que en un futoro vuelvan los cultores o alguien intente resucitarlo de nuevo.

A nuestro regreso a Dalaran nos aguardan Faol, Moira y Velen, quienes nos acompañan y nos presentan nuestra nueva orden, El Templo de la Luz Abisal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.