Descubriendo Azeroth: Cumbres de Arak

Las Cumbres de Arak abarcan una gran extensión situada al sur de Draenor. Es una zona que alterna enormes picos que casi rozan el sol, con bosques sumidos en las sombras. De la misma manera encontraremos a sus moradores, Los Arakkoa.

Llegaremos a las Cumbres de Arak desde Talador pasando por un estrecho lleno de riscos que ya nos deja entrever la geografía del lugar; al avanzar un poco en las primeras misiones del mapa llegaremos a ver por primera vez los altos picos que sustentan el Trecho Celestial. Hermosa primera vista, desde luego.

En Cumbres de Arak también deberemos construir una avanzada, teniendo que escoger entre la Guarida del Traficante y la Cervecería de Stoktrom.

A nuestro paso por las Cumbres de Arak, que comenzaremos al nivel 96, llegaremos a alcanzar el nivel 98 con facilidad. Volveremos a visitar la zona una vez alcancemos el nivel 100.

 

Información General

Localización: Draenor
Nivel: 96-98
Terreno: Cumbres boscosas
Facción: Independiente

 

 

 

Historia

Para entender mejor la historia de este mapa es necesario ponernos en antecedentes. ¿De dónde salen los Arakkoa alados? Pues bien, en el principio, el cielo estaba repartido entre tres dioses, Anzu, Sethe y Rukhmar. Un buen día Sethe decidió que quería el cielo para el sólo y planeó atacar a Rukhmar; para ello quiso contar con Anzu, el dios cuervo, pero éste le traicionó y aviso a Rukhmar, deidad de los Kaliri.

En el momento de la pelea Anzu ayudo a Rukhmar y dio el golpe de gracia a Sethe, éste, antes de morir pronunció una maldición.  Su sangre y su cuerpo lo pudrirían todo y corrompería la tierra. A lo que Anzu respondió que entonces no debería dejar ni sangre ni cuerpo y se lo comió. Pero siempre queda algún resto… en este caso los restos forman lo que conocemos como la cuenta de Sethekk.

Anzu comenzó a verse afectado por la maldición y perdió la capacidad de volar, entonces decidió esconderse en las sombras.

Arakkoa Alados

Por su parte Rukhmar creó una nueva raza de hijos a su imagen y semejanza pero, para honrar a Anzu, también sería una raza más inteligente que sus antiguos hijos, los Kaliri. De aquí surgen los Arakkoa alados.

Esta nueva sociedad tenía su capital en el Trecho Celestial y estaba dirigida por un rey. Un rey, un gran campeón, Terokk. Era tan bueno que se decía que era la reencarnación de la propia diosa Rukhmar.

Esto generó envidias en los sabios o nobles de la capital Arakkoa y decidieron desterrarlo.

Terokk

Lo arrojaron a la cuenca de Sethekk junto con sus seguidores. Entonces Terokk se vio afectado por la maldición de Sethekk, perdiendo la condición de volar y afectando también a sus sentidos.

Esto despertó a Anzu y lo hizo salir de las sombras. Le ofreció su ayuda, dándole fuerza para rescatar a los demás Arakkoa desterrados.  Fundó el Velo de Terokk y se consolidó como líder de los desterrados. Estos son los Arakkoa que ya conocíamos de la Burning Crusade.

Esta evolución o consolidación como sociedad de los desterrados desconcertó a los Arakkoa alados o  Adeptos de Rukhmar,  y  los consideraron una amenaza, de manera comenzaron a darles caza con el fin de exterminarlos. Incluso  llegaron a utilizar la tecnología de los apexis para quemar sus poblados.

Por su parte Terokk estaba cada vez más consumido por la maldición de Sethe y su locura era ya preocupante, por lo que los sacerdotes de los desterrados decidieron encerrarlo en las sombras.

Es en este momento cuando nosotros llegamos a las Cumbres de Arak. Nos encontramos con una civilización de Arakkoa desterrados que se está separando por la falta de un líder. Entonces entramos nosotros en acción y ayudamos a recuperar la conexión de los Arakkoa con Anzu, recuperando el ojo de Anzu.

Espíritu de Terokk

Detendremos el ritual en el que Ikiss quería dominar la voluntad de Anzu ( Ikiss era un rey de la garra que se había autoproclamado a sí mismo y en su locura, se creía la reencarnación de Terokk).
Una vez retomamos la conexión con Anzu, él nos ayudará a eliminar la maldición de Sethe de los Arakkoa desterrados.

Una vez nos hemos ganado nuestro puesto como campeones de los Arakkoa nos imbuyen el poder del espíritu de Terokk, para poder enfrentarnos a los mano destrozada, más concretamente con Kargath Garrafilada. Aunque no ganamos las guerra contra la Horda de Hierro si paramos su intención de arrasar a los Arakkoa.

Gracias a la ayuda y poder de Anzu y de su consorte, los desterrados por fin pueden enfrentarse a los Adeptos de Rukhmar, e incluso, utilizaremos sus propias armas para derrotarlos. De esta manera mataremos a la Suma sabia Viryx en el trecho celestial.
 

 

Fauna y Flora

Cumbres de Arak es una zona de increíble belleza aunque lo primero que veamos sea lo más duro del terreno. El Trecho Celestial aparecerá en el horizonte sobre el follaje de un bosque, manteniendo una presencia imponente por toda la zona. Encontraremos regiones pobladas de bosques oscuros, aunque con toques de luz.

Las zonas costeras están cubiertas de coloridas flores salvajes y bañadas por la luz del sol. Junto a la costa encontraremos una zona Goblin con sus especiales características.

Además de los Arakkoa alados y desterrados, nos cruzaremos en el camino con cuervos Aterradores. Estos son los  fuertes y fieros hijos de Anzu.

También deberemos enfrentar en el camino a los Devastadores, despiadados insectos de cuatro patas, en incluso Mandrágoras,  bestias vegetales que no se sabe si fueron creadas por los Botani.

 

Qué podemos encontrar

Lo más representativo que encontraremos en el mapa de Cumbres de Arak es la mazmorra de El Trecho Celestial.

En lo más alto de las Cumbres de Arak, el Trecho Celestial se erige como la sede del poder de los Adeptos de Rukhmar. Los Arakkoa han reunido y dominado la tecnología apexis de sus antepasados, y ahora están listos para liberar el poder concentrado del sol contra sus enemigos.

Como jefe final de la mazmorra encontraremos a la Suma sabia Viryx.

 

Curiosidades

Mientras completamos misiones con los desterrados arakkoa daremos con una en la que nos piden que encontremos un libro; el npc que nos acompaña encuentra un libro llamado 50 sombras de Buey…

Podemos encontrar a Rooby Roo, al cual le podemos dar unas roobygalletas. Referencia a Scooby Doo.

El nombre de una misión en Cumbres de Arak es “En ocasiones veo Arakoas muertos”,  guiño a la película “El sexto sentido”.

También en Cumbres de Arak podemos encontrar tres ogros alrededor de una hoguera,esta escena hace referencia a la película o novela “El Hobbit”.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.