Información sobre Fauce Abisal

Blizzard ha desvelado más información sobre Cataclysm y ahora nos trae algo más de información sobre Fauce Abisal (Abyssal Maw) e incluso algunas fotos de la zona. No son artworks.

Los elementales nativos de Azeroth sembraron el caos por todo el mundo mientras estaban bajo la influencia de los Dioses Antiguos.

Para mantener Azeroth a salvo de estas amenazas, los titanes encerraron a los Dioses Antiguos bajo tierra y expulsaron a los elementales salvajes al Plano Elemental que habían creado los mismos titanes: un dominio seguro en el que pudieran existir los elementales sin dañar Azeroth.

En este reino primordial se crearon cuatro dominios, cada uno un entorno ideal para un tipo de elemental. Desde entonces los elementales de aire, agua, tierra y fuego se han enzarzado en interminables rencillas entre sí, librando batallas titánicas en las tierras de su reino.

Uno de los dominios del Plano Elemental, un vasto océano llamado Fauce Abisal, es el hogar de los elementales de agua. Según la leyenda, Neptulon el Cazamareas, el poderoso ser que gobierna el reino acuático, posee una potente arma que permite a su dueño controlar los mares de Azeroth. Hasta ahora el artefacto ha permanecido a salvo en el dominio de los elementales de agua… pero eso va a cambiar muy pronto.

En Infralar, el dominio de los elementales de tierra, el maléfico Dragón Aspecto Alamuerte está a punto de realizar un acto catastrófico: atravesar el Plano Elemental y entrar en Azeroth. Al hacerlo destrozará la superficie del mundo y quebrará la barrera que separa Azeroth de los reinos elementales. Aún no se sabe si Neptulon y sus súbditos se han aliado con Alamuerte, pero si los actos de este último abren una entrada a Fauce Abisal, grupos viles y honorables por igual intentarán apoderarse de la mítica arma de Neptulon. Quien consiga el artefacto controlará los mares del mundo; es un poder que quizás nadie deba poseer, ni siquiera la Horda y la Alianza.

fauce_abisal_bz_1fauce_abisal_bz_2fauce_abisal_bz_3

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *