[Lore] Ciudadela de Corona de Hielo, la historia (Parte I)

ciudadela-de-corona-de-hielo

La Ciudadela de Corona de Hielo en Rasganorte se asienta en el glaciar más grande de Azeroth, el glaciar de Corona de Hielo en la propia Corona de Hielo. Es aquí donde Ner’zhul (antiguo jefe de la Horda en Draenor, servidor de la Legión Ardiente y finalmente transformado por Kil’jaeden en el Rey Lich original) fue depositado en el mundo de Azeroth. Recientemente, la Plaga creo una fortaleza enorme, rodeando al Trono Helado, el cual se encuentra escondido en sus profundidades. Esta previsto que sea añadida al juego en el parche 3.3, siendo esta la culminación de las instancias de banda de Wrath of the Lich.

  • Localización: Corona de Hielo, Rasganorte
  • Población: Desconocida, quizás 250.000 (100% No-Muertos)
  • Gobierno: Autocracia
  • Raza(s): La Plaga
  • Nivel: Jugadores de nivel 80
  • Límite de jugadores: 5-25

    Historia: El nombre de Corona de Hielo se volvió infame cuando Kil’jaeden (Jefe supremo de la Legión Ardiente en ausencia de Sargeras) lanzó al Rey Lich de vuelta al mundo de los mortales. La prisión de Ner’zhul se estrelló en las profundidades del glaciar. Aquí permaneció el Rey Lich hasta la llegada de Arthas Menethil que lo liberó y ambos emergieron siendo uno en el cuerpo de Arthas. La unión creó una gran explosión que destruyó una buena parte del glaciar. Esto dejó un trono gigante en el lugar donde posteriormente fue creado el Trono Helado. Donde se sienta el Rey Lich, amo de la Plaga.

    Por el nombre, se asume que la Ciudadela de Corona de Hielo es una enorme fortaleza ubicada en un glaciar, con gruesas murallas, resistentes torres de guardia y enormes puertas. No obstante, la mayoría de la Ciudadela yace debajo de la superficie. El glaciar esta partido, creando una profunda fisura. Las fuerzas de la Plaga que moran en ella, han excavado zonas enteras a ambos lados de la fisura, creando puentes, caminos y suelos sólidos entre ambos lados de esta. No es sorprendente que la Ciudadela de Corona de Hielo sea un sitio frío he inolvidable. Esta no tiene ningún tipo de decoración, pieles o mantas, lumbres, nada que aporte comodidad o calor. Las criaturas de la Plaga se mueven silenciosamente de un problema a otro, centrados en sus tareas. Todo tipo de No-Muertos reside aquí, incluyendo zombis, espectros y cosas compuestas de una energía fría. En la profundidad de la fisura se encuentra el Trono Helado, el corazón de la Plaga y el asiento personal del propio Rey Lich. Este trono son los restos del bloque de hielo que originalmente trajo a Ner’zhul a Azeroth, el mismo bloque que lo mantuvo prisionero hasta la llegada de Arthas, donde este liberó al anciano chamán orco y ambos emergieron siendo uno. Arthas se sienta en el Trono Helado.

     

    Dilema: La descripción anterior obtenida del libro Tierras del Misterio (Lands of Mystery, un libro que actualmente se comercializa en ingles, y uno de los libros escritos por Brann Barbabronce) parece confusa, muestra imágenes de la Cámara del Trono en las que aparece el Trono Helado en la cumbre de una aguja. Esto podría ser comprensible si el tamaño de la grieta creada por el impacto hubiese sido ridícula. La grieta debería de ser tan grande que, la aguja donde se aposenta el trono estuviera en su mayoría bajo el nivel del suelo. La aguja entera es considerada el Trono Helado, el área circundante a ella es conocida por el nombre de la Cámara del Trono, y la Ciudadela de Corona de Hielo vendría a ser las fortificaciones ubicadas en la fisura en conjunto. Arthas y Kel’Thuzad (antiguo miembro del Kirin Tor en vida, servidor del Rey Lich en muerte.) tuvieron que descender un trecho del camino que les llevó al ascenso de la aguja. Por contexto, “El Rey Lich se sienta en el Trono Helado en las profundidades de la fisura, en el interior de la Ciudadela de Corona de Hielo”

    La Cámara del Trono no debe de ser mucho más que una cámara, como se observa en la cinemática al final de la campaña de la Plaga en “Warcraft III: The Frozen Throne“, donde se enseña la torre expuesta al aire. Parece ser que el Rey Lich la ha cubierto de nuevo. También, el agua que se ve tanto en la misión final como en la cinemática no se encuentra ahora. En BlizzCon 2009, se adelantó que la lucha contra el Rey Lich tendría lugar en el pináculo de la Ciudadela de Corona de Hielo. Parece ser que la parte mas baja de la aguja se encuentra en la parte mas profunda de la fisura (si existe tal fisura), y el Trono Helado se encuentra en la parte superior de la aguja, en la parte superior de la Ciudadela.

    (Warcraft III The Frozen Throne – La Ascension)

     

    En Wrath of the Lich King: La Ciudadela de Corona de Hielo es una estructura enorme localizada en los límites entre el Cementerio de Dragones y Corona de Hielo. La entrada sur, Angrathar la Puerta de Cólera, esta rodeada por la Corte de las Calaveras, y flanqueada por el Bastión Fordragón y la Vanguardia Kor’Kron. La entrada fortificada del norte a la Ciudadela de Corona de Hielo, rodeada por la Corte de Huesos, se encuentra en el sur de las montañas de Corona de Hielo. Arropando a la Ciudadela se encuentran gigantescas murallas con apariencia de hojas afiladas, torres que forman la imponente silueta de Corona de Hielo, emitiendo rayos de luz desde sus pináculos.

    (World of Warcraft, Angrathar La puerta de la colera )

    Como ya se comentó antes, la Ciudadela en si misma se extiende muy por debajo de Corona de Hielo y del glaciar. El Trono Helado se localiza en una isla en la fisura del glaciar en la parte mas profunda de la Ciudadela.

    La Ciudadelas de Corona de Hielo será el encuentro final de la expansión de Wrath of de Lich King, siendo el Rey Lich el jefe final, aunque aun se desconoce si morirá o no. De todas maneras los jugadores pueden interactuar con Arthas numerosas veces a lo largo de la expansión, incluyendo el evento en Angrathar la Puerta de Cólera en el cementerio de Dragones, pero la instancia donde se llevará a cabo la lucha final contra el no se abrirá hasta pasado un tiempo después de la salida al mercado de la expansión. Los propios desarrolladores del juego reconocieron que fue un error implementar el Templo Oscuro (lugar del encuentro con Illidan, hermano de Malfurion Tempestira) tan pronto; lo cual fue remediado implementando mas tarde la Meseta de la fuente del Sol, haciendo a Kil’jaeden el jefe final de la expansión de la Burning Crusade. Su meta es asegurarse que Arthas no se transforme en otro jefe farmeable tras pasar poco tiempo desde su implementación sin que antes se lleven a cabo otro contenido previo.

     

    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *