Desarrollo: Batalla de las Naves de Guerra

goblin_batalla_navalLa gélida tierra de la Corona de Hielo alberga la muchedumbre de no-muertos de la Plaga, cuerpos reanimados en un número tal que dejan pocos emplazamientos posibles para que la Horda y la Alianza puedan instalar sus campamentos y bastiones. Así que los defensores de Azeroth alzan el vuelo.

Dos naves de guerra, El Rompecielos de la Alianza y el Martillo de Orgrim, tributo al antiguo Jefe de Guerra de la Horda, patrullan los cielos de la Corona de Hielo. En los inicios de la campaña contra el Rey Exánime estos enormes buques se utilizaron para explorar el terreno, aunque a menudo entraban en conflicto, iluminando el cielo con el fuego de sus cañones.

Ahora, una vez concluido el Torneo Argenta, los enemigos de la Plaga por fin se han reunido para sitiar la Ciudadela de la Corona de Hielo. Como la fortaleza resulta prácticamente inexpugnable por tierra y las torres de la ciudadela tocan el cielo con sus agujas, a los líderes de la Horda y la Alianza les resulta evidente que un asalto aéreo, encabezado por estas dos naves de guerra, es la única manera de infiltrase en el bastión de Arthas.

Dos insignes guerreros se han ofrecido para dirigir el ataque: Muradin Barbabronce de la Alianza y el alto señor supremo Colmillosauro de la Horda. Ambos están dispuestos a derrotar al Rey Exánime y liberar a los vivos de otra peste… pero estos héroes tienen otras metas más personales. Colmillosauro intenta dilucidar el destino de su hijo, cuyo cuerpo desapareció durante la batalla de la Puerta de Cólera, mientras que Muradin, que carga con el peso de las atrocidades de Arthas, busca justicia, una conclusión y, si es posible, la redención de su antiguo pupilo.

A pesar de sus nobles objetivos, no habrá una gloria compartida para la Alianza y la Horda en este ataque. En el muelle de atraque de lo alto de la Ciudadela de la Corona de Hielo solo hay sitio para una de las naves. A medio camino hacia las torres, El Rompecielos y el Martillo de Orgrim están destinados a enzarzarse en una tormenta de cañonazos, choques de espadas y bramidos de guerreros. A la cabeza de este caos se encuentran las tripulaciones de combate, héroes veteranos que ya han iniciado el asalto a la Corona de Hielo y que lucharán hasta el fin para tener una oportunidad frente a Arthas: héroes como tú.

En este artículo el equipo de desarrollo de World of Warcraft nos habla de la preparación y la construcción de uno de los encuentros de banda más épicos y frenéticos de la Ciudadela de la Corona de Hielo. Deja de mirar al cielo, aunque solo sea un momento, y sigue leyendo.

¿Quieres saber más? Blizzard ha preparado un maravilloso artículo sobre el proceso de desarrollo de la Batalla de las Naves de Guerra. Es sin duda alguna un divertidísimo encuentro que introduce una interesante mecánica. Si quieres saber cómo surgieron las ideas, no te pierdas el artículo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *