Artefacto Brujo Demonología – Cráneo de los Man’ari – Alfa legion

Ouuuh Yeahhh! Conseguimos el Artefacto Brujo Demonología, Cráneo de los Man’ari. Atención, este vídeo contiene grandes Spoilers de la historia, si no quieres enterarte antes de tiempo, no lo veas.

Artefacto Brujo Demonología – Cráneo de los Man’ari

Antes de que los eredar sirvieran al titán Sargeras, uno de sus líderes, Thal’kiel, tenía una habilidad única para la magia de invocación y vinculación. Movido por la ambición, se asomó al Vacío y descubrió criaturas oscuras como jamás habían visto los eredar. Su obtención de poder enfureció a Archimonde, quien acabó con él e hizo dorar y exhibir su cráneo como aviso. Ahora, el Señor del Terror Mephistroth lo usa para mejorar su facultad de invocar y controlar a los ejércitos de demonios para la Legión.

Misiones Iniciales

Comenzamos nuestra aventura en Dalaran, como con todos los personajes en el Alfa, recordad que esto en los reinos en vivo no tiene por qué ser así. Nos adentramos en los bajos fondos de Dalaran, donde Zelfax, un Gnomo del concilio de la cosecha comenzará con un ritual de invocación que… no sale del todo bien, y claro, al final nos tocará a nosotros arreglarlo.

Tenemos que enfrentarnos a una gesta con el fin de liberar a los integrantes del concilio que han sido apresados con nosotros en la Guarida de Jagganoth, un señor del terror, invocado por … equivocación… Tras rescatarlos huimos de allí lo más rápidamente posible. Somos reclamados en Dalaran para reunir ciertos elementos algo singulares para Calydus, éste invocará un portal que nos llevará a una nueva gesta en la que nos enfrentaremos a Mephistroth. Una vez derrotado Mephistroth, conseguimos el Artefacot brujo Demonología, Cráneo de los Man’ari. Pero no ha sido suficiente con escapar al inicio del Señor del Terror Jagganoth, ahora nos piden conseguir su corazón. De manera que volvemos a su guarida y en la fase final lo derrotamos, llevándonos su corazón como trofeo, que luciremos orgullosos en nuestra Orden de Clase.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *