Cataclysm: Trono de las Mareas

Hoy vamos a hablaros de la mazmorra del Trono de las Mareas que, como ya sabéis, se encuentra ubicada en Vashj’ir. La mazmorra, como podréis comprobar más tarde, no trata de ir nadando sino que más bien es una caverna debajo del agua que mantiene un entorno habitable y respirable.

La mazmorra tiene 4 jefes y, desgraciadamente, no podemos valorar hasta qué punto se trata de una mazmorra difícil o no ya que la mayoría de la gente llega con demasiado equipo y no se hace del todo complicada así que tendremos que esperar a ver su versión heróica para comprobar este tipo de cosas.

No obstante, en los monstruos de relleno podemos encontrar un Naga que es sanador y que, de no eliminarlo/controlarlo, el combate se hará eterno.

Aquí tenéis un vídeo comentado por nuestro encad… reportero más dicharachero ¡Topi!

Tras el salto, vamos a dar un repaso a todos los jefes y, al final podéis disfrutar de una pequeña galería.

Lady Nazjar

Es un encuentro bastante asequible. Estad todos más o menos separados los unos de los otros, de esta forma evitaréis recibir daño adicional de dos de sus habilidades. Una crea una base de agua, que se vé durante bastante tiempo, por lo que tienes tiempo para esquivarla. La otra es un “escupitajo” que te deja una enfermedad que hace unos 8,000 de daño cada 3 segundos durante 15. Es muy lento, por lo que puedes evitarla facilmente. Cuando la vida del jefe llega al 50% y al 25%, se volverá inmune a los ataques y apareceran 3 monstruos, dos nagas hechiceras y un naga guerrero, que hay que eliminar rapidamente para continuar el combate. Son bastante debiles, pero tardaréis un poco en matarles.

Comandante Ulthok

Muy facil, ya que sólo tiene dos habilidades peligrosas. De vez en cuando invoca una zona de vacio que hace mucho daño y se queda un tiempo, evitando que puedas estar ahí. La otra es sólo para los DPS cuerpo a cuerpo y tanque. Empezará a lanzar una habilidad, que no se puede cortar, y cuando termine lanzara una explosion a su alrededor MUY dañina (unos 60,000 de daño de sombras), por lo que cuando la veais, apartaos. ¡Ah! y los sanadores estad atentos, ya que de vez en cuando coge a uno y le hace bastante daño, por lo que teneis que curarle.

Erunak Hablapiedra

Ya empieza lo divertido. Este jefe no es el chaman al que nos enfrentamos, sino el pulpo que tiene en la cabeza. Aqui es muy importante la colocación en la primera fase.

Todos separados entre si y del jefe lo más posible. Lanza varios ataques, como una descarga de llamas que hace mucho daño en area y deja un daño en el tiempo importante o una descarga de tierra, evitable si te apartas, que tambien hace bastante daño. Lo divertido empieza cuando la vida del jefe llega al 50%. El pulpo que tiene se desprende y hay que matarle, ya que el chaman es amigo en realidad (aunque no participa activamente en el combate). Las habilidades que tiene sólo el pulpo son variadas: un ataque de daño de sombras a todos, una zona de veneno en el suelo y, la pesadilla de todo lanzador de hechizos, un escudo de absorción de magia, que si le atacas con él puesto le curas en vez de dañarle. Cuando se le haya bajado, la vida volverá a poseer a alguien y hay que bajarle rapido la vida un 50% para que se desprenda y vuelta a empezar hasta que, por fin, muera.

Ozumat

Este jefe me encanta. Tiene 3 fases. La primera es la oleada de monstruos, dura 45 segundos. Aquó el sanador tiene que estar atento y curar a todo el mundo… y a Neptulon.
Saldrán varios monstruos: Muchos murlocs no élites, que se mueren con areas, una especie de sin rostro (los que se encuentran en Antiguo Reino, parecidos al general Vezax) que lanzan chorros de tinta y hay que bajar rapidamente, y otros que no tienen ninguna habilidad especial. Cuando pasen los 45 segundos aparece Ozumat, el auténtico jefe, y empieza lo bueno.

Lo primero hay que bajar a los monstruos que queden, ya que estos dejarán de aparecer. Despues, el tanque va cogiendo monstruos que se parecen a las bestias de carne de Colmillosaurio y los va moviendo. Son realmente lentos y se les puede hacer algo de control (raices de druida, trampa de escarcha…), pero los DPS nos olvidamos de ellos y vamos a por los que están canalizando algo al jefe. No atacan, solo dejan al jefe atontado, y cuando mueran pasaremos a la tercera fase; hay 3, cuanto antes mueran, más mana tendra el sanador para curar.

¿Eso es todo? No, Ozumat va lanzando descargas de tinta al suelo, que si las pisas te hace bastante daño, por lo que hay que evitarlas. De algunas de esas marcas saldran nuevos monstruos, así que mucho cuidado todos. En tercera fase Neptulon nos dopa y atacamos al jefe. La sala donde nos encontramos se llena de tinta y recibimos una desventaja que hace bastante daño, unos 1,000 por carga, ganándose una carga cada 1-2 segundos. Si no se baja rapido, el daño se hace incurable. El jefe tiene bastante vida, pero nosotros hacemos 10 veces más daño y sanacion que normalmente, por lo que bajara muy rápidamente. De hecho, lo más dificil de esta fase es apuntar correctamente al jefe para poder bajarle ya que, en un principio, uno se queda desorientado ya que la cámara se acerca y se ve enorme.

Galería de Imágenes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.