Artefacto Chamán Restauración – Cadúceo de Azshara – Alfa Legion

Conseguimos el Artefacto Chamán Restauración, Cadúceo de Azshara.  Atención, este vídeo contiene grandes Spoilers de la historia, si no quieres enterarte antes de tiempo, no lo veas.

Artefacto Chamán Restauración – Cadúceo de Azshara

Un poderoso cetro creado por la reina Azshara tiempo atrás, antes de transformarse en naga. El cetro contiene aguas del Pozo de la Eternidad antes de su corrupción, lo que le da grandes poderes mágicos y restauradores. El Cadúceo de Azshara se perdió durante la Guerra de los Ancestros, poco antes de que el mar se tragara a Azshara y a muchos de sus seguidores. Recogido por los elfos de la noche supervivientes que no sabían nada de su poder, fue enterrado en una tumba familiar de Azsuna, esperando a alguien capaz de liberar su verdadero potencial.

Misiones Iniciales (¡Spoilers!)

Quien nos inicia en la cadena de misiones es el mismísimo Thrall, al que no veíamos desde nuestro paso por Nagrand de Draenor, ahora se encuentra en Dalaran junto con Aggra y tiene una misión para nosotros.

Por lo visto, ahí fuera estamos sufriendo una masacre. Si no encontramos un modo de revertir esto Azeroth caerá.

Viajamos a la Vorágine y somos recibidos por los pocos representantes que quedan del Anillo de la Tierra. Nada más llegar nos informan de la situación, debemos luchar juntos sin distinguir facciones o todos caeremos.

Comenzamos, como viene siendo habitual en las cadenas de artefactos, en forma de gesta. Debemos ayudar a los representantes del Anillo de la Tierra e inspirarlos, ya que necesitan un impulso para seguir luchando. Tras ayudar e inspirar, apoyamos en un ritual para activar el pilar de la vorágine y somos bendecidos con el poder de los elementos.

Mientras tanto, presenciamos como Thrall es atacado por un demonio llamado Geth’xun, el cual le dice que va a morir y que su mundo sucumbirá. Obviamente no podemos permitirlo así que con el poder generado por el ritual, eliminamos al demonio y salvamos a Thrall, pero éste es despojado del Martillo Maldito. Éste nos muestra su gratitud y nos cuenta… “sus secretos y preocupaciones”…

Yo estaba … superado. Los elementos estaban en silencio. Sentía el Martillo Maldito como un peso muerto. Como si yo ya no fuera digno de empuñarlo. Ha estado en silencio desde que lo usé para matar a Garrosh.

El Anillo de la Tierra necesita un líder, te necesitan, debéis hacerlo sin mí.

En este momento elegimos nuestro Artefacto Chamán Restauración, Cadúceo de Azshara. Para conseguirlo nos adentramos en el Trono de las Mareas, donde nos encontraremos con Grash, un gigante de mar que ha sido atormentado por las Nagas. Éste no ayuda a abrirnos camino y a enfrentarnos a los obstáculos que deberemos salvar antes de llegar frente a Lady Zithreen; ella tiene el Cadúceo, debemos quitárselo. Todo esto lo viviremos en forma de gesta, mientras mostramos nuestras habilidades sanando al grupo que nos acompaña.


2 comentarios

  1.   sicaru dijo

    Sicaria!!! Se ven cosas interesantes del Chami Resto en Legión. Me gusta muchi el incio del artefacto, muy ligado al rol del pj. A ver que cositas nuevas nos traes en el siguiente video del Resto “Alienígena” =)

    P.D. (En raid también habla sola)

    1.    Ana Martín dijo

      jopeeee no lo cuentes Shhh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.