Warlords of Draenor, Construyendo tu propia ciudadela

En Warlords of Draenor podrás dejar una huella permanente en el mundo gracias a la ciudadela: una fortaleza personal que construirás, poblarás y administrarás por tu cuenta. Podrás personalizar la distribución, el aspecto y los efectos de juego de tu ciudadela, y atraer a seguidores para que trabajen en ella. La ciudadela permite a los jugadores de World of Warcraft adueñarse de una parte del mundo de forma nunca vista, y ofrece un amplio abanico de decisiones de juego interesantes. Tú decides hasta qué punto quieres involucrarte en la gestión de la ciudadela.

warlords-de-draenor

La ciudadela existe en el mundo, pero no hace falta atravesar un portal de estancia para visitar tu nueva base. Mientras viajes por Draenor, verás tu ciudadela alzándose en el horizonte.

Sigue leyendo para descubrir más detalles.

 

Seguidores

Los seguidores son PNJ (personajes no jugadores) que reclutas para que se unan a tu ciudadela. Puedes enviarlos a cumplir misiones para mejorar tu ciudadela y obtener botín para tu personaje. También puedes asignarles tareas concretas, como artesanía o recolección de recursos, que llevarán a cabo tanto si estás conectado como si no.

Los seguidores tienen nivel de personaje, nivel de objetos y rasgos que afectan a las misiones y a las tareas. Por ejemplo, si tienen el rasgo de minería, podrás asignarlos a una mina en tu ciudadela para que recolecten recursos. Hay seguidores comunes, inusuales, poco comunes y épicos; la rareza determina la cantidad de rasgos que pueden tener.

 

Reclutar seguidores

Para dirigir una ciudadela próspera, lo primero es reclutar seguidores. Algunos acabarán llegando a tu base por iniciativa propia, pero también puedes mejorar tu posada para atraer a más gente. Convencerás a más seguidores para que se unan a tu causa durante el transcurso de la historia del juego, al completar misiones o sencillamente contratando a mercenarios con la cantidad suficiente de oro.

Cuando no están completando misiones, tus seguidores se quedan en la ciudadela, donde puedes hacerles una visita siempre que quieras. Uno de los objetivos principales del sistema de ciudadelas es que los seguidores sean dinámicos e interesantes: por ejemplo, si un seguidor fracasa en una misión que tiene lugar dentro de una mazmorra, es posible que lo hagan prisionero. La próxima vez que recorras la mazmorra en cuestión, ¡podrás rescatarlo!

Misiones

Objetivos de misión

Podrás enviar a tus seguidores a cumplir misiones muy variadas. Si tienen éxito, te aportarán los recursos que necesitarás para seguir desarrollando tu ciudadela, pero también podrás obtener un importante botín para tu propio personaje. Además, tus seguidores obtienen experiencia con cada misión que completan.

Los recursos que se adquieren en las misiones incluyen componentes existentes de profesiones y materiales específicos para la ciudadela. Por ejemplo, si asignas a un seguidor una misión de minería, puedes conseguir menas, pero también podrías recibir piedra, un nuevo tipo de recurso que se utilizará para construir y mejorar edificios.

Aunque los seguidores son una forma genial de jugar a solas, el sistema también anima a jugar con amigos. Cuando asignas ciertas misiones a un grupo de seguidores, podrás ordenarles que colaboren con los seguidores de tus compañeros de hermandad, aunque dichos jugadores no estén conectados en ese momento.

 

Progreso de los seguidores

Los seguidores desarrollan su poder de una forma similar a los jugadores. Entre los niveles 90 y 100, los seguidores obtienen niveles de personaje, que mejoran considerablemente sus facultades y su probabilidad de completar misiones con éxito. Su nivel de objetos también mejora a medida que se les equipa con objetos específicos para seguidores. Cuando alcanzan el nivel 100, el equipo cobra mayor importancia para su efectividad general.

Ciudadelas y edificios

Funciones de los edificios

Los edificios son las piezas individuales de tu ciudadela: establos, granjas, minas, armerías y mucho más. Mejoran tu capacidad de reclutar, emplear y entrenar seguidores, crear objetos y completar misiones, y te permiten reducir el tiempo de descanso de tus seguidores para que puedan volver a la acción más rápido.

Todos los edificios de la ciudadela se pueden mejorar, lo que favorecerá su efecto en el juego y su aspecto. Por ejemplo, un cuartel mejorado se volverá más grande y vistoso, pero también aumentará la cantidad de seguidores que puedes despachar al mismo tiempo (las cifras concretas no se han establecido, pero podría ser algo parecido a 5 seguidores con un cuartel de nivel 1, luego 7 seguidores, luego 12…).

 

Personaliza el aspecto de tu ciudadela

Existen varias disposiciones para colocar edificios en tu ciudadela. Los edificios pequeños (principalmente aquellos relacionados con las profesiones) solo se pueden levantar en parcelas pequeñas; un edificio mayor, como un cuartel, no cabría. Los edificios grandes se pueden construir desde el principio: hasta una ciudadela “inicial” tiene sitio para una estructura grande. A medida que tu ciudadela suba de nivel, irás desbloqueando más y mayores parcelas, y aumentarás el poder y la versatilidad de tu infraestructura.

Las ciudadelas son visualmente distintas según pertenezcan a la Horda o a la Alianza, y además podrás elegir la zona de Draenor en la que quieres construirla. También podrás concretar la disposición de tu ciudadela (la distribución física de los edificios dentro de la misma) y decidir qué edificios quieres levantar. Si decides “especializar” tus edificios (entraremos en detalles más adelante), cambiarán los aspectos cosméticos como los muebles y la decoración, por no hablar de los efectos en las mecánicas del juego.

Puedes presumir de ciudadela con los jugadores de la misma facción que estén en tu grupo. Tus amigos podrán pasearse por tu base, charlar con tus PNJ y admirar tus edificios. Invitar a tus amigos a la ciudadela también tiene sus ventajas: el intercambio de recursos. Si te sobran recursos de construcción, por ejemplo, podrás llevarlos a la ciudadela de un amigo y cambiárselos por otro material que te haga falta.

Edificios especializados

Al especializar los edificios de la ciudadela, elegirás una variante de las bonificaciones y facultades que aporta un edificio. Por ejemplo, una especialización de la mina podría hacer que tus mineros recolecten menas más rápido cada hora, mientras que otra aumentará la probabilidad de que tus trabajadores encuentren un nodo de minería poco común. Algunos edificios pueden proporcionarte acceso a profesiones que tu personaje no domina, aunque no tendrás parcelas suficientes para todas las profesiones.

Cuando empieces a construir tu ciudadela, creemos que interactuarás con ella con frecuencia, pero, con el tiempo, es probable que tu interacción se vuelva más ocasional. En los niveles inferiores, tus misiones ocupan ciclos (minutos, horas o días) más cortos. Cuando tus seguidores suban de nivel, es posible que los envíes a misiones de banda que pueden durar una semana. Queremos que las ciudadelas sean importantes, pero nuestro objetivo es ofrecerte un sistema que puedas disfrutar sin sensación de obligación.

 

¡Aduéñate de Draenor!

Tu ciudadela desempeñará un papel crucial en la historia de Warlords of Draenor desde el momento en el que tu líder de facción te ordene afianzar tu posición en este mundo extraño, pero el destino de tu fortaleza personal en Draenor estará totalmente en tus manos.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   vanne dijo

    ¿Cómo se comienza a construir una ciudadela?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *