Conoce la historia: Archimonde el Rapiñador

Archimonde, natural del planeta Argus, conocido en Azeroth por liderar los ejércitos del mal de la Legión Ardiente para Sargeras, hoy conoceremos su historia.

Archimonde el Rapiñador

Hace unos 25.000 años, cuando Sargeras fundó la Legión Ardiente, tenía a su servicio un ejército de demonios, pero necesitaba quien los dirigiese. Con este fin posó su vista en un planeta llamado Argus. Allí vivían en armonía el Triunvirato compuesto por Archimonde, Kil’jaeden y Velen junto al resto de su raza, los Eredar, una raza que destacaba por su inteligencia y tecnología.

Tras la promesa del Titán Sargeras de imbuirles en un inmenso poder a cambio de su total lealtad, y la huida de Velen al rechazar la propuesta, Archimonde pasó a dirigir los ejércitos de demonios de la legión Ardiente con el rango de comandante de campo.

Durante 15.000 años, Archimonde llevó a los Señores del Foso y a los Guardianes Apocalipticos a destruir mundos y corromper razas antes de su primera llegada a Azeroth.

El Titán fijó su mirada en el planeta de Azeroth por primera vez, atraído por el excesivo uso de la magia por parte de la Reina Azshara. Archimonde fue quien lideró esta primera invasión, conocida como La Guerra de los Ancestros. Junto con miles de demonios tras sus filas, atravesó el portal del Pozo de la Eternidad, arrasando a todas las criaturas que encontró a su paso.

Sin embargo, Malfurion Tempestira, con la ayuda del Semidiós Cenarius y los dragones de Alexstrasza, lograron rechazar la invasión de demonios. Como consecuencia de la batalla, el Pozo de la Eternidad fue destruido, causando el primer Cataclismo que dividió el mundo y mandando de vuelta a Archimonde al vacío abisal.

Archimonde permaneció durante 10000 años en el exilio del vacío, planeando su venganza con una nueva invasión. Pero fue Kil’jaeden quien encontró la forma de volver a Azeroth. Haciéndose servir de Ner’zhul y Gul’dan, consiguió que los clanes orcos de Draenor sellasen un pacto de sangre con Mannoroth y acabaran con su propio mundo. Antes de esto último y corrompidos por la sed de sangre, los orcos llegaron a Azeroth, siendo finalmente derrotados por los humanos.

Con la explosión de Draenor, Ner’zhul fue enviado al vacío abisal junto con sus seguidores más allegados, donde Kil’jaeden lo torturó hasta convertirlo en el rey Exánime; destinado a controlar la plaga de No-muertos que triunfaría donde la Horda fracasó.

Archimonde fue el elegido para dirigir la nueva invasión; con un largo y complejo ritual y tras conseguir el libro de hechizos de  Medivh de la ciudad de Dalaran, Kel’thuzad invocó de nuevo a Archimonde el Profanador a Azeroth.

Archimonde colocó a al cargo del Azote a Tichondrius, pensando que ya no se necesitaba al Rey Exánime, lo que no sabía era que éste tenía un plan alternativo.

Junto a Tichondrius y Mannoroth, Archimonde siguió a los orcos que se dirijan hacia Kalimdor, su sorpresa fue encontrar que allí también habitaban los Elfos, causantes de su exilio milenios atrás. Por ello trataron de esclavizar de nuevo a los orcos y usarlos para destruir al Semidiós, Cenarius. El éxito de esta misión fue tan solo relativo, pues si Grom acabo con Cenarius cegado por la sed de sangre pero, tras ser liberado de la maldición por Jaina y Thrall, sacrificó su vida para matar a Mannoroth y liberar para siempre a los orcos de la maldición.

Aunque Mannoroth había caído, también Cenarius, con lo que Archimonde se dio por satisfecho y continuó con su invasión por los reinos de Kalimdor. Se enfrentó a la fuerzas de la Alianza y de la Horda en instigó a Tichondrius a usar la Calavera de Gul’dan para corromper los bosques de Vallefresno y así sumar nuevas criaturas a sus filas.

Sin embargo, Tichondrius fue derrotado por Illidian Tempestira,  quien había adquirido increíbles poderes. Para cubrir la baja de Tichondrius, Archimonde ascendió a otro señor del terror, Anetheron para seguir liderando el Azote.

Entonces Archimonde  dirigió su invasión hacia el Árbol del Mundo de Nordrasssil, con la idea de drenar sus energías para conseguir más poder y la inmortalidad de los Elfos de la Noche.

Tyrande y Malfurion , en alianza con Thrall y Jaina, así como el resto de tropas de la Alianza y la Horda opusieron gran resistencia al ascenso de Archimonde. Pero poco a poco, ayudado por Azgalor  y el resto de demonios que lo acompañaban, fue derrotando cada base de defensa. Primero la de Jaina, luego la de Thrall y finalmente la de los Elfos de la noche.

En ese momento Malfurion Tempestira usó el Cuerno de Cenarius y llamó a los ancestrales guardianes. Archimonde no creía que fuesen enemigos para él ni la Legión, pero todos juntos se agolparon a su alrededor  y explotaron, acabando con su vida y causando graves daños al Árbol del Mundo, aunque con el tiempo se regeneraría.  Archimonde se había ido de Azeroth para siempre.

 

Warlords of Draenor

Archimonde se había ido de Azeroth para siempre… ¿Para siempre?

Como ya sabéis en Draenor estamos viviendo una línea temporal alterna de la historia, la interferencia de Garrosh y la nuestra propia como héroes en un mundo extraño han beneficiado el que se produzcan estos cambios en la historia.

Atravesando el tiempo y el espacio, Archimonde ha llegado a Draenor para asegurarse de que la invasión de Azeroth avanza según lo previsto y de que Gul’dan no falla a sus maestros.

Archimonde recrimina a Kil’jaeden por haber fallado en su misión de que los Orcos no bebieran la sangre de Mannoroth como prometió.

Parece que la obra de Gul’dan está casi completa…los Draenei serán nuestros títeres…Los portales están casi listos para nuestra invasión completa… Este mundo se convertirá en cenizas… Del cielo lloverá fuego… Los océanos se llenarán de sangre … Draenor arderá

Volveremos a ver a Archimonde como último jefe de la banda Ciudadela de Fuego Infernal a la llegada del parche 6.2. Deberemos enfrentarnos a él en un encuentro de tres fases que nos recuerdan a su historia, El rapiñador, La mano de la Legión y el Vacío Abisal.

 

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.